Foto

La agrupación cubana Camerata Romeu ofreció el pasado sábado el concierto "Danza de las brujas" en la Basílica Menor del Convento de San Francisco de Asís, como parte de las funciones por el aniversario 25 de la orquesta de cámara.

Dirigida por la maestra Zenaida Romeu, la propuesta debe su nombre a la obra "Danza de los brujos", del músico cubano, Ricardo Lewis.

“Hemos decidido tomar el título de Lewis, pero cambiándole el género de una forma un poco humorística, debido a que nuestro conjunto está compuesto solo por mujeres, aunque lo hicimos con intenciones muy serias”, precisó Zenaida Romeu.

El repertorio lo integraron solo obras cubanas, entre ellas, Concierto para flauta y orquesta de arcos, de Franz Benda; una interpretación sobre el Siglo de las Luces, de José María Vitier; y la obra Música para Cuerdas, de Roberto Valera, en homenaje a este compositor y pedagogo cubano. Completaron el programa Intriga de las Hormigas, de Yadira Cobo; y Clave para cuerdas y percusión, de Yalil Guerra.

Participaron como invitados Alberto Rosas, en la flauta; María de Lourdes Pomares, en el violín; y las percusionistas Brenda Navarrete y Yaimi Karel Lay, esta última presentación como parte de un espacio único con tambores batá.

La Camerata Romeu se fundó en 1993 por Zenaida Romeu y durante cinco lustros su impronta en la cultura cubana ha sido significativa por la elegancia, frescura y autenticidad con que aborda lo mejor de la música de cámara de Cuba y del mundo.

Esta orquesta ha interpretado obras de los compositores Johann Sebastián Bach, Wolfgang Amadeus Mozart, Ludwig van Beethoven y Antonio Vivaldi; además de figuras consagradas de Cuba como Leo Brouwer, Esteban Salas y Ernesto Lecuona.

Famoso