Rogelio
Álvarez
Hernández

Rogelio Álvarez Hernández
Nacimiento:  
18
/
4
/
1938
Fallecimiento:  
30
/
11
/
2012

Rogelio “Borrego’’ Álvarez fue uno de los peloteros con mayor fuerza al bate en la historia del béisbol profesional cubano Es un exjugador cubano de béisbol, con desempeño en la Liga Mexicana de Béisbol, en Nicaragua y en las Grandes Ligas de Estados Unidos. Fue elegido al Salón de la Fama del Béisbol Cubano en 1998 y en el 2012 al Salón de la Fama del Deporte Cubano, en Miami.

Nace en Santa Lucia (Minas de Matahambre), Pinar del Río, ubicada en la región occidental de Cuba. En los momentos de desempeñarse como jugador activo, mide 5.11 pies de estatura y 183 libras de peso, bateaba y tiraba a la derecha.

En 1956, siendo jugador del béisbol profesional cubanos, es firmado como próspecto para los Rojos del Cincinati, jugando solo dos temporadas para este equipo. Posteriormente pasa a jugar en la pelota mexicana, y también juega en Nicaragua.

Fallece el viernes 30 de noviembre de 2012 a los 74 años en Hialeah, Miami, Estados Unidos, producto de problemas renales.

En la temporada de 1959-1960, juega para el Cienfuegos (Equipo de béisbol) en la Liga Profesional Cubana de Béisbol, ese año jugando como outfilder, contribuye al triunfos de los Elefantes en el campeonato cubano.

El 17 de diciembre de 1959 se convierte en el segundo jugador del Cienfuegos en conectar tres jonrones en un juego, desde que Jimmy “Cool Papa” Bell lo hiciera el 1 de enero de 1929, ambos lo lograron frente al Habana (Equipo de béisbol). En esa serie conecta en total 12 jonrones. También en ese año participa en la Serie del Caribe, celebrada en Panamá, con triunfo para el Cienfuegos en calidad de invicto, terminó con average de 248, producto de 12 hits en 38 veces al batea, además bateó dos jonrones, quedando como líder empatado.

En la siguiente temporada, también juega para el Cienfuegos, ahora lo hace como primera base, en ese año, siendo campeones nuevamente los cienfuegueros. En esa serie conecta 11 jonrones

También jugó para los Cubans Sugar Kings de la Liga Internacional de La Florida.

En México
Llegó al béisbol mexicano a finales de la década de 1960, jugando durante cinco temporadas en las dos ligas, la de verano y la invernal.

En 1968 juega para los Águila de Veracruz con el equipo porteño se mantuvo hasta 1971. En 1972 jugó con el Poza Rica y se retiró de la Liga Mexicana jugando en 1973 con los Leones de Yucatán.

En 1970 logró conectar 33 jonrones y 288 de promedio de bateo. En general logro en ese béisbol, promedio de 267 de average, con 111 jonrones y 344 carreras impulsadas

En la temporada 1970-1971 en la Liga Mexicana de Béisbol, sufrió una lesión, jugando con los Algodoneros de Guasave, pidió el traspaso a Lagos de Moreno en la Liga del Bajío, pensando que no iba a rendir lo deseado, pero el rendimiento en la Liga del Bajío fue tan bueno, que la directiva de Guasave pidió el regreso al equipo Algodonero.

Tenía una lesión y necesitaba reposo, pero el profesionalismo no le permitía dejar de jugar. Al final, esa lesión persistió y fue lo que a la larga lo llevó a retirarse del béisbol.

En Liga Mexicana del Pacífico, jugó con el Culiacán y el Guasave. En la temporada 1968-1969 debutó con los Tomateros de Culiacán, la siguiente campaña la dividió entre Culiacán y Guasave y se retiró en la temporada 1970-1971 jugando con Guasave. Teniendo como mejor temporada, la de 1968-1969 con 20 jonrones.

En Grandes Ligas
Debuta en Grandes Ligas el 18 de abril de 1960, jugando para los Rojos del Cincinati, participa en tres juegos, comparece en nueve turnos al bate, conecta un hit, anota una carrera y promedia solo para 111 de average.

En 1962, también con el Cincinati, juega en 14 encuentros, comparece en 28 turnoa al bate, conecta seis hits, anota una carrera e impulsa dos, logra promedio de 214 de average.

En dos temporadas, acumula 17 juegos, con 37 veces al bate, conecta siete hits, anota dos carreras e impulsa dos, logra solo promediar para 189 de average.

En las Mayores no tuvo mucha actuación. Era una época donde existía el racismo en Estados Unidos y Álvarez con su familia en Cuba y sin conocer el idioma inglés, no asimiló dicho ambiente.

En Nicaragua
En 1959 conecta el primer jonrón del III Campeonato de Beisbol Profesional de Nicaragua, jugando la primera base del León, el pitcher que aceptó ese batazo fue el derecho Gilberto "Guarao" Guerra, del equipo Oriental.

Reconocimientos
Fue elegido al Salón de la Fama del Béisbol Cubano en 1998 y en el 2012 al Salón de la Fama del Deporte Cubano, en Miami.