Jorge Luis
Prats
Soca

Jorge Luis Prats Soca
Nacimiento:  
3
/
7
/
1956

Pianista concertista y profesor de reconocimiento internacional.

Nació en el Central Violeta, en Camagüey. Inició estudios de solfeo, teoría y piano, en el Conservatorio Fernández Vilá, en La Habana, con Bárbara Díaz Alea, que por su parte había sido alumna de César Pérez Sentenat.

En 1971 ingresó en la Escuela Nacional de Arte (Cubanacán), donde fue discípulo de Margot Rojas y posteriormente de Frank Fernández, quienes lo dotaron de una sólida base técnica y un amplio concepto del arte.

En París recibió clases de la pianista brasileña Magda Tagliaferro, que puso en sus manos las obras de Heitor Villa-Lobos y de Arthur Rubinstein.

En el Conservatorio Superior de Música de Viena fue discípulo de Paul Badura-Skoda, especialista en la interpretación de las obras de Wolfgang Amadeus Mozart, Ludwig van Beethoven y Frank Schubert, quien lo puso en contacto con las partituras originales de Beethoven y lo incentivó a investigar.

En el Conservatorio de Moscú trabajó con Rudolf Kerer, que le hizo estudiar detalladamente las obras de Alexander Scriabin, Serguei Prokofiev, Serguei Rachmaninov y Piotr Ilich Chaikovsky, y le enseñó a analizar la estructura de las obras que interpretaba y a conocer a sus compositores.

Jorge Luis Prats tiene condiciones naturales para el instrumento; sin embargo, lo más relevante en él es su capacidad para lo que se llama “pensar en música”.

Ha obtenido numerosos premios, desde el primer premio del Concurso para alumnos de piano de nivel medio Amadeo Roldán, en 1975. En el XVII Concurso Internacional Marguerite Long-Jacques Thibaud, de París, -con un jurado integrado por Tony Aubin, presidente, Magda Tagliaferro, María de Freitas Branco, Paul Badura-Skoda y Witold Malcuzinsky-, obtuvo, por unanimidad, el Gran Prix, además de los premios Chevillon-Bonnaud, como mejor intérprete de música francesa, con el «Scarbó», de la obra Gaspar de la Nuit, de Maurice Ravel, el cual consta de tres partes: «Ondine», «Le Gibet» y «Scarbó». Esta obra tiene toda clase de dificultades técnicas, y apela especialmente a la imaginación del ejecutante. Los resultados del Concurso fueron dados a conocer en el Teatro de los Campos Elíseos, el 16 de julio de 1977. En concurso, Prats interpretó también el Concierto núm. 1 para piano y orquesta, Estudio núm. 7, op. 10, y Fantasía en fa menor, de Federico Chopin; el Concierto núm. 1, para piano y orquesta, y Estudios, de Franz Liszt, y Cinq dances rituelles, pieza obligatoria del concurso, de André Jolivet. Las danzas de Jolivet, muy complejas, tienen una estructura politonal y algunos elementos seriales de los que resulta una música muy específica; interpretándolas, Prats recibió el beneplácito del jurado y de la familia del autor.

Ha sido acompañado por las orquestas Sinfónica de Tours, de los Países de La Loire, y por la Asociación de Conciertos Pasdeloup, de París. En 1991, en el Guildford Guildhall, cosechó los más calurosos elogios de la crítica.

Prats apareció, junto a Paul Badura-Skoda y Jorg Demus, en el filme La historia del piano, en cuatro ocasiones. En la primera interpretó a Franz Liszt – con la rapsodia húngara No. 2-, en un piano de época del autor, por lo que se vio obligado a aprender las formas en que se tocaban los instrumentos decimonónicos. También interpretó Las delicias de Rosita y Los muñecos, del cubano Ignacio Cervantes, y acompañó a la cantante uruguaya Graciela Nasser, primera solista del Teatro Colón, de Buenos Aires (Argentina), y del Metropolitan Opera House, de Nueva York (Estados Unidos), quien interpretó Nhapopé, del compositor brasileño Heitor Villa-Lobos.

El repertorio de Jorge Luis Prats está integrado por obras de Manuel Saumell, Ignacio Cervantes, Ernesto Lecuona, Carlos Fariñas, Harold Gramatges y Leo Brouwer, cubanos; Heitor Villa-Lobos, brasileño, y los europeos Wolfgang Amadeus Mozart, Ludwig van Beethoven, Franz Liszt, Federico Chopin, Piotr Ilich Chaikovsky, Serguei Rachmaninov, Alexander Scriabin, Maurice Ravel e Igor Stravinsky.

Ha actuado bajo la batuta de James Lockhart, director de la Filarmónica del Rin (Alemania Federal); con la Orquesta Filarmónica de Londres; con Enrique Bátiz, director de la Orquesta Filarmónica de México; con Manuel Duchesne Cuzán, director de la Orquesta Sinfónica Nacional de Cuba; Tomás Fortín, director invitado de las orquestas Sinfónica Nacional y de Santiago de Cuba, y Guido López Gavilán, al frente de la Orquesta Sinfónica Nacional de Cuba.

Como pedagogo, ha impartido clases en la Escuela Nacional de Arte y en la Universidad de Santander, Colombia.

Ha realizado giras por Colombia, Bolivia, Uruguay, Nicaragua, Guatemala, México, Canadá, Francia, Inglaterra, Irlanda, Holanda, España, RFA, Austria, Unión Soviética, Polonia y Japón.

Impresiona la corpulencia sonora de Prats, sobrecogen su musicalidad y su inteligencia. También llaman la atención la sensibilidad y la versatilidad que prodiga desde el teclado. Parece una orquesta. Está considerado en la actualidad como uno de los mejores pianistas del mundo, como un gran virtuoso.

Desde el año 2006 recibe apoyo de Patrons of Exceptional Artists.

Ha grabado para un importante número de sellos discográficos: Pathé Marconi (EMI Francia), Deutsche Grammophon, ASV, IMP, y Musical Heritage. Su discografía incluye la primera grabación de los 24 Preludios y el Poema Satánico de A. Scriabin por EMI Francia, obras de Beethoven, el Concierto de Piano de Grieg, la obra completa para piano y orquesta de Rachmaninov, los conciertos de Chopin y gran variedad de música cubana y española.

En los comienzos del 2012 Prats inauguró la temporada del Festival de Piano de Miami con dos programas maratónicos diferentes en un día el 4 de marzo y realizó su cuarto recital consecutivo en el Concertgebouw. Se ha presentado regularmente en el Festival Internacional de Piano de Miami desde su debut en el año 2007. La serie Piano Masters se siente orgullosa de presentar a este maravilloso artista en su debut en Boston en el 2012.

Tras una larga y discreta carrera -la mayoría del tiempo en su país natal-, los focos le iluminaron en el 2007, cuando el promotor de piano Marco Riaskoff recibió unos DVD cuyos perturbadores fragmentos circulan por YouTube con insólito ajetreo.

Inmediatamente pasó a compartir ciclo con figuras como Pollini, Zimerman o Barenboim y abandonó la oscuridad de los fosos donde su piano acompañó un día a Alicia Alonso. Hoy vive en Miami, pero le reclaman en media Europa.