Gregorio José Germán
Piniella
Vázquez de Mella

Gregorio José Germán  Piniella Vázquez de Mella
Germán Pinelli
Nacimiento:  
15
/
12
/
1907
Fallecimiento:  
20
/
11
/
1991

Pinelli nace en La Habana. Desde pequeño aprendió a tocar piano, guitarra. Fue músico de la Orquesta Palau. Tomó clases de Canto y de Repertorio. Hizo teatro con su hermana Sol.

Locutor por excelencia, animador de programas radiales y televisivos, artista de los cuatro medios: cine, teatro, radio y televisión. Pianista y cantante de variedades.

Durante muchos años inmortalizó al personaje Eufrates del Valle, del humorístico televisivo San Nicolás del Peladero. Este personaje fue llevado al cine por Tomás Gutiérrez Alea en su película Los sobrevivientes.

Nació en la calle Obispo, esquina a San Ignacio, frente al antiguo Instituto de La Habana, es sagitario. Desde pequeño aprendió a tocar piano, guitarra, serrucho, tomó clases de canto y de repertorio. Le becaron para ir a Italia a estudiar canto, pero el dinero nunca llegó. Era torpe al hablar, le daba pena. Hizo teatro con mi hermana Sol. Ella fue su maestra.

German Piniella, es cubano pero hijo de asturianos emigrantes, cambió su nombre por el de German Pinelli al objeto de hacerlo más comercial para la radio y la posterior televisión.

Algunos de los programas de la TV Cubana que le hicieron famoso fueron "El palo encebado" y "El Show del Mediodia de German Pinelli". Es calificado en textos relativos a la historia de la comunicación en Cuba como "el más importante animador de la difusión cubana; periodista y comediante de gran carisma". Carlos Bretón, de la TV cubana dice de él: "Quien va superar a Germán Pinelli, no surgirá nadie más con su carisma e infinita cultura, su dominio escénico".

En 1967 recibe en España el Premio Ondas al mejor locutor de radio internacional.

Actúa en 1978 con el director cubano de cine Tomas Gutierrez Alea, (muy conocido por su film "Fresa y Chocolate"), en la película "LOS SOBREVIVIENTES (130')" con Enrique Santiesteban, Reinaldo Miravalles, Ana Viñas, Carlos Ruiz de la Tejera, Vicente Revuelta entre otros. La trama es la siguiente: al triunfo de la Revolucion, una familia de la alta burguesia decide permanecer en el pais. Sus miembros suponen que las cosas pronto volveran a ser como antes, y se aislan en una lujosa mansion para evitar todo contacto exterior. En definitiva una perspicaz comedia satirica, que triunfó en Cuba y en certámenes como en el Festival de Cannes de 1979.

Animador, actor y locutor de la radio y la televisión cubana. Germán Pinelli es considerado uno de los profesionales de la palabra más cultos y versátiles de los medios cubanos. Su familia de origen estaba conformada por sus dos padres y cinco hermanos. Su padre es un acomodado comerciante asturiano y la madre, nacida en Madrid, mujer de vasta cultura, con estudios realizados en el Sapetter de París y después en el Conservatorio Real de Madrid, se destaca en el arte de la declamación.

La inclinación de Pinelli por el arte es palpable desde la temprana infancia. Con solo seis años canta en el Teatro Nacional. Tenía una voz de tenor clara y firme. Según testimonio de su hermana Soledad, compañera y guía en su carrera artística, en 1920, cuando Enrico Caruso visita La Habana, escucha a Germán Pinelli interpretando la Cavallería Rusticana y La romanza de Carmen y tuvo palabras de elogio para el joven cantante.

Su primera incursión en los medios de comunicación masiva se produce cuando tenía apenas 14 años de edad, el 28 de octubre de 1922. El entonces estudiante del prestigioso Colegio de Belén canta a través de las ondas radiales, a menos de cuatro meses de haberse realizado la primera transmisión radial en Cuba, en 1922. Esta transmisión de la PWX de la Cuban Telephone Company se produjo desde el capitalino Teatro Campoamor, en lo que es considerado el primer control remoto musical de la planta.

Se aleja del arte para matricular Derecho en la Universidad de La Habana, pero, en 1925, abandona la carrera para acompañar a su hermana Soledad en una gira por toda la Isla, como parte de la compañía teatral en la que ella actuaba, cantaba y declamaba.

Anteriormente, había ganado una beca para estudiar “bel canto” en Italia pero nunca recibió los fondos. A pesar de no haber culminado los estudios superiores, aprende de forma autodidacta, varios idiomas (inglés, francés e italiano) y varios instrumentos musicales (guitarra, piano, serrucho musical). Forma parte de la compañía de zarzuelas del Teatro Payret, con la que interpreta diversas obras. Estudia canto con Tina Farelli y Arturo Bovy, dos profesores muy reconocidos de la época.

A pesar de sus aptitudes naturales, Pinelli ve frustrados su futuro quehacer como cantante lírico al sufrir afectaciones en el sistema respiratorio. No obstante, a lo largo de su carrera artística explota frecuentemente su educación musical.

A inicios de la década del 30, trabaja en diversas emisoras radiales capitalinas; entre ellas, CMCB ubicada en el Edificio de “La Metropolitana”, en la Habana Vieja; la CMBN y la CMK. Comienza su labor en la emisora CMQ en 1933 como redactor de notas para su noticiero radial y dos años después ya se desempeña como redactor y responsable de cuatro de sus noticieros.

Su debut como locutor se produce en un programa de medianoche dedicado a la transmisión de música grabada. Para desempeñarse como locutor tiene que enfrentar los criterios opuestos de Goar Mestre, propietario de la CMQ, quien, al principio, dudó de sus aptitudes para la locución.

Años más tarde, en diciembre de 1937, se inicia como conductor del popular espacio La Corte Suprema del Arte. De este programa de participación, surgieron figuras prominentes del mundo del espectáculo Con los ganadores del certamen, conocidos como las Estrellas Nacientes de CMQ, Pinelli dirige y conduce múltiples espectáculos que se presentan en los teatros de casi todo el país. En estas giras nacionales, Pinelli solía, además, interpretar algunos personajes; por ejemplo el 28 de febrero de 1939, durante la puesta en escena de Cecilia Valdés en el Teatro Nacional, interpreta el papel de “Gallego”.

Entre sus habilidades más reconocidas estaba la locución comercial. En 1938, era uno de los locutores más cotizados. Durante el año 1942, escribe una sección en el periódico Avance, titulada CMQ por dentro, al tiempo que hacía trabajos para el departamento literario de la CMQ.

En su carrera como locutor, resaltan algunos trabajos como la locución habitual del programa del líder del Partido Ortodoxo, Eduardo Chibás , que sale al aire todos los domingos a las 8 de la noche, por la propia emisora, desde febrero de 1944 hasta agosto de 1951. Aunque Pinelli no hizo la locución el día que Eduardo Chibás se dispara en la cabina de la CMQ, desempeñó un rol protagónico en la transmisión de las noticias relacionadas con este hecho.

Además, se recuerda su narración, en vivo, de la masacre de Orfila, el 15 de septiembre de 1947. Otros momentos históricos contaron con la voz del insigne locutor: la inauguración del edificio Radiocentro, en marzo de 1948 y, después del triunfo revolucionario, algunas marchas patrióticas y el sepelio de las víctimas del sabotaje al vapor La Coubre.

Su labor en la radio es realmente intensa durante 1948. Algunos de los proyectos en los que trabajó son: Buscando estrellas, Cascarita show, Radio revista CMQ, No lo digas y Entrevista de hoy, que se mantuvo en antena hasta diciembre de1952. Además labora en otros espacios como Carnaval Trinidad y Hermanos (1950) y Pinelli en la calle o Habla Pinelli (1953), donde hizo gala de sus habilidades de entrevistador y periodista.

El 18 de diciembre de 1950, cuando surge la programación de la segunda televisora cubana (CMQ Televisión, Canal 6), demuestra su talento al crear un nuevo modelo en la conducción de espacios televisivos. El día de la inauguración de la planta, ante el extravío del libreto, éste es llamado para improvisar y evitar la suspensión de la transmisión

El medio televisivo le ofrece la posibilidad de desempeñarse en otros géneros y papeles. Como animador, hizo El show del mediodía (1951) y, junto a José Antonio Cepero Brito, Aquí todos hacen de todo (1951-1960). Actúa como narrador de Los Muñequitos (1952), Abecedario Zenith y Norge (1953) y Cine del ayer (1954).

Después de 1959, protagoniza múltiples espacios habituales de la televisión y el mundo del espectáculo. Entre sus actuaciones inolvidables, se encuentra el personaje de Éufrates del Valle del programa costumbrista San Nicolás del Peladero, que mantuvo altos índices de popularidad durante más de 20 años (entre las décadas de 1960 y 1980).

Durante ese tiempo comparte la pantalla con muchas de las grandes figuras de la radio, la televisión, el teatro y el cine cubanos. Entre ellos puede mencionarse a Enrique Santiesteban, María de los Ángeles Santana y Enrique Arredondo. Germán Pinelli deja su huella en el cine, con los papeles interpretados en los filmes Leyendas y Los sobrevivientes (Tomás Gutiérrez Alea). (1978). Este último también contó con la actuación de Vicente Revuelta, Enrique Santiesteban, Carlos Ruiz de la Tejera y Reinaldo Miravalles.

Recibe numerosos premios nacionales y es uno de los pocos locutores de Iberoamérica que recibe dos veces el Premio Onda, galardón otorgado a los mejores locutores de habla hispana, como reconocimiento a su labor profesional. Fallece en La Habana el 20 de noviembre de 1995 a los 88 años de edad.