Edith Margarita
Massola
Mederos

Edith Massola
Foto
Directorio de Afrocubanas
Edith Massola
Nacimiento:  
7
/
9
/
1967

Edith es una.Versátil actriz cubana de Cine, Teatro y Televisión. Es la conductora del estelar y popular programa de la Televisión Cubana "23 y M".

Natural del barrio de Los Sitios en Centro Habana, un lugar donde pasó su infancia y juventud. La actriz ha tenido una amplia carrera artística que comenzó a la edad de 14 años cuando ingresó en los estudios de danza.

Debutó en “Una novia para David” con el personaje de Olga, para después consolidar su carrera en los predios del teatro musical y la televisión.

Su versatilidad puede constatarse en series dramatizadas como “El año que viene” o “Al compás del son” y películas de reciente producción, entre ellas “Nada” y “La noche de los inocentes”.

Conduce desde 1998 el popular programa 23 y M de la Televisión Cubana, durante varios años bajo la dirección de Julio César Leal. Actualmente ella es la Directora del programa.

Massola es una de las artistas cubanas más carismáticas. Tiene el don de desdoblarse magistralmente para realizar cualquier caracterización o actividad. Prueba de todo ello ha sido su debut en el cine con el papel de Olga en el filme "Una novia para David", además de las interpretaciones en las películas “Nada” de Juan Carlos Cremata en el 2001 y “La noche de los inocentes”.

Ha trabajado en novelas cubanas y series dramatizadas como “El año que viene” donde popularizó la frase “Dime algo, Fernández”, “ Al compás del son”, Maritere en “Salir de noche”.

En teatro, en obras como “Las viejas putas” de Juan Carlos Cremata, en personajes humorísticos como Maritrini, personaje del programa musical “Sabadazo”, la simpática secretaria de Albertico Pujols en “Su respuesta, Doctor”, en un teleplay con Rigoberto Ferrera, entre otros.

Teatro
La verdadera historia de Pedro Navajas
Las viejas putas
Mi bella dama
Un muro en La Habana
Vida de perros
Yo mismo te doy la A

Cine
El cuerno de la abundancia
La noche de los inocentes
Nada
Una novia para David

Televisión
Al compás del son
A cabaret
Ajíaco
Casualmente de negro
Contacto (Sección Dime algo?)
Día y noche
De cubano a cubano
Doble juego
Diana
Esta noche viene el musical
El millonario y la maleta
El patio de mi casa (precedente de "Lucas")
El gran negocio
Escapar
Gracias, doctor
Grita, muchacha
La hora de las brujas
Jura decir la verdad?
La otra cara
Los convidados
1921
Mucho ruido
Paisaje de invierno
Palabras de amor
Punto G
Salir de noche
Sabadazo
S. O. S. Divorcio
23 y M
Y tú, de qué te ríes?

Edith Massola es una de las caras más conocidas de la Televisión Cubana. A sus 50 años no existe un cubano que no sepa quién es y que tenga una opinión sobre ella. Cosas inevitables cuando se ha estado por décadas en el mundo de la farándula.

Irónicamente, Edith no enrumbó sus primeros pasos a la televisión, el medio que la haría triunfar. Estudió danza y llegó primero al cine en 1985 en “Una novia para David” de Orlando Rojas en la que venció en el casting a la bella Jacqueline Arenal que entonces estudiaba ballet.

Esa actuación fue la que le abriría las puertas de la televisión. Trabajó en shows como "Sabadazo" y novelas tan recordadas como "El año que viene", "Salir de noche" y "Al compás del Son".

Sin embargo, su consagración sería, sin dudas en "23 y M", que lleva 20 años en horarios estelares de la Televisión Cubana.

Edith llegó a 23 y M “de rebote”, para sustituir a Carlos Otero quien había iniciado el proyecto, pero decidió abandonarlo a los tres meses, esto constituyó un inmenso reto para ella. Entonces era una joven de 29 años y le inyectó al show frescura y un estilo muy personal de conducir que hacía sentir muy cómodos a los invitados. Pronto no hubo en Cuba, personalidad de la farándula que no quisiera pasar por 23 y M. Para los que estaban empezando en el mundo del espectáculo, ser invitados al programa era la mejor plataforma de lanzamiento.

Su forma desenfadada de conducir no gustó entre los televidentes más conservadores que consideraron a Edith “payasa” y “vulgar”; pero se ganó a las grandes mayorías, aburridas de los presentadores encartonados y rectos que hasta entonces inundaban los espacios televisivos de la Isla.

Trabaja también en el teatro, en el cine y anima los show del Salón Rojo del Hotel Capri en las madrugadas.

Edith es la única presentadora cubana que ha trabajado en el Canal 41 América TV de Miami. Por los quince días que condujo el programa el rating de audiencia no dejó de subir; y eso que puso como condición para aceptar el trabajo que – bajo ninguna circunstancia – se trataran temas políticos.

Pasados los 50 años, Edith se plantea cada vez más hacerse alguna cirugía estética para mejorar. Sólo un ligero “toque”, nada exagerado. Ha visto como quedan las mujeres al pasársele la mano y expresa que ni loca haría algo como inyectarse botox… Eso le restaría mucha movilidad a su rostro; y ella vive de “hacer muecas”.

Edith es madre de Natalia Tápanes (1988) y de Paula Rodríguez (1998).