Foto
Radio Rebelde

Arlenis Sierra de Guadalajara a Lima en ruta dorada

Arlenis recorrió los 80 kilómetros y 500 metros del circuito en la zona de Costa Verde en 2:19.49 horas y es la única que gana la ruta por segunda vez en la historia.

Cuando hace ocho años entró primero a la meta de la ruta del ciclismo, la cubana Arlenis Sierra se convirtió en una de las noticias sorpresas. Hoy repitió llegada de oro en los actuales Juegos Panamericanos, pero es otro el sentimiento.

«Guadalajara y esto son dos cosas muy diferentes, mi objetivo allí no era ganar pero se dio la fuga… Ya esto es diferente, la vista estaba sobre nosotras, por lo que son dos victorias distintas. Aquella fue en fuga, esta en sprint, y eso me hace muy feliz», aseguró la ya convertida en una corredora madura, líder del equipo Astana, uno de los más conocidos clubes del mundo.

Arlenis recorrió los 80 kilómetros y 500 metros del circuito en la zona de Costa Verde en 2:19.49 horas y le siguieron para ocupar el resto de los puestos en el podio la jovencita trinitaria Teniel Campell y la mexicana Lizbeth Salazar, ambas con idéntico crono de 2:19.50.

En sentido general fue una carrera muy táctica, con el pelotón compacto en casi todo momento y llevada a un ritmo promedio de 33-34 kilómetros por hora cada vuelta al circuito, aunque la más rápida resultó la segunda que se corrió a 27,33.

Cuba trabajó su equipo con Yumari González (2:19.52) e Iranida García (2:19.53), llegadas como novena y decimosegunda en ese orden, y concentradas en su trabajo para tributar al triunfo cubano.

«Agradezco mucho a mis compañeras, ayer trazamos la táctica y fue la que hicimos. Iraida luchó hasta el final tratando de que llegara el pelotón compacto, era una loma muy separada de la meta y eso hacía difícil si llegaba una fuga por eso teníamos que mantenerlo compacto para el embalaje final», aseguró en ese sentido la manzanillera de 26 años.

Pero no es solo desde el ciclismo que ha madurado, Arlenis es mucho más pausada y segura para su vida, y asume su profesión con la seriedad que merece por eso asegura ahora que se declara triste porque esperaba mejores resultados y no el bronce que hace unos días aseguró en la pista con el omnium.

«Estoy un poco tristona con los resultados que había tenido, en la pista no me salieron bien las cosas, en la contrarreloj tuve problemas con la bicicleta… eran tantas cosas, pero luché y no me dejé caer porque el ciclismo y el deporte en general es así, hoy te puede ir mal y luego bien», confiesa.

La otra medalla del ciclismo cubano en esta cita la consiguió la veterana Lisandra con su plata del keirin.

UN APARTE CON LEONEL ÁLVAREZ

Leonel Álvarez, el muy experimentado entrenador detrás de estos resultados, se mostró muy feliz, no solo por el oro, pues consideró que llegó para “aliviar” la espina clavada desde que quedaron fuera del podio en la contrarreloj y aceptó el rápido diálogo mientras su alumna estrella posaba para la entusiasta afición local.

¿Esto mejora la sensación luego de no llegar al podio de la contrarreloj?

Teníamos que desquitarnos de eso y planificamos esta carrera como un trabajo de equipo para que saliera a la perfección, y hay que destacar el trabajo de Iraida y de Yumari, quien estuvo todo el tiempo a la rueda de Arlenis. Esa era su posición para privar de esa posibilidad a las demás atletas.

¿Qué destacaría de Arlenis como ciclista y como persona?

Tiene todas las cualidades para el ciclismo y como persona… es una atleta muy dedicada a sus entrenamientos, muy persistente en busca de sus resultados… y lo mismo como persona.

Jit