Xiomara
Alfaro

Xiomara Alfaro
Alondra de la canción, Ruiseñor de la canción
Nacimiento:  
11
/
5
/
1930

Cantante cubana de música popular residente actualmente en Miami, Estados Unidos. Voz soprano.

"Nunca pensé ser artista, quería ser enfermera… hacer tantas cosas, pero Dios quiso darme la voz para ganarme el pan de cada día. Conocí a un muchacho que era bailarín, Alexandre. Él me escuchaba cantar en mi casa y siempre me decía que yo debía dedicarme al canto. En una oportunidad, Alexandre me pidió que le acompañara al Teatro Martí a un ensayo de una revista musical llamada “Batamú". El maestro Obdulio Morales, director y compositor de la revista, me pidió que cantara una canción, y yo interpreté “Siboney” de Ernesto Lecuona. Le gustó mi interpretación y me contrató. Ese fue el inicio de mi carrera".

Ella marcó un estilo propio, muy particular y con una singularidad que no se había presentado en la interpretación de la canción popular cubana, orientando su actividad hacia el bolero, para lo que se le escogió un repertorio que se adaptada a su asombrosa voz de soprano, la que le permitía hacer impresionantes registros agudos, lo que fue casi inmediatamente aceptado por los amantes del bolero, ya que se trataba de algo novedoso y con características musicales muy sonoras adornadas con esas notas tan sorprendentes, mas propio de una interprete del bel canto que de una cantante de música popular.

Por su fina voz de soprano, por esos altos agudos que registraba se le llamó “La Alondra de la Canción” o “El Ruiseñor de la Canción”, conociéndosela más con este último calificativo.

Se recuerda que su debut fue por allá por el año de 1951, en la revista musical “Batamú”, presentada en el teatro habanero Martí por el autor, compositor y director Obdulio Morales. Xiomara Alfaro trabajó en revistas musicales en los años 50 y en espectáculos de cabaret, actuó en Tropicana y realizó números espectáculos en diversos países del mundo, editó más de 28 discos, algunos con la colaboración de Bebo Valdés o Ernesto Duarte Brito, entre otros.

El bolero Siboney de Ernesto Lecuona fue muy popular en su voz y la interpretación que más le gustaba al autor.

Trabajó en los principales cabarets de La Habana: Sans Souci en la revista Bondelle con la cual viaja a Las Vegas, Tropicana. Montmatre. En su viaje a Estados Unidos formando parte del coro de la revista Sum sum babaé la ve la bailarina norteamericana Katheryn Dunham a quien le fascinó como cantaba Xiomara Alfaro y la contrató. Con su compañía fue a Italia donde trabajó en la película Mambo y continuó la gira por Alemania, Grecia y Suiza. Luego estuvo en América del Sur, visitó Montevideo y Buenos Aires donde comenzó su carrera como solista en 1956 y se hizo popular con canciones en italiano como Luna rosa y Amena e core.

En Perú le cantó al Presidente de la República y triunfó con Sube espuma. Luego estuvo en Chile, en Ecuador, y nuevamente en Perú. En 1957, en Perú grabó varios de sus grandes éxitos y regresó a Cuba como estrella, en donde grabó para la RCA Víctor, trabajó en Radio Progreso, hizo televisión y se presento en el Cabaret Tropicana, en plan estelar.

En 1959 volvió a Europa y visitó con gran éxito París, Atenas, Madrid y Londres. Después de cinco años en París viajó rumbo a New York, estuvo en Venezuela y regresó otra vez a Inglaterra donde actuó especialmente en la despedida de soltera de la Princesa Margarita. Luego tomó rumbo hacia Panamá y Costa Rica, y más tarde visitó Centro y Sur de América. En 1979 tenía 28 discos grabados y presentaciones en treinta y dos países, incluyendo los escandinavos donde permaneció en gira todo un año.

Se presentó en un sin número de programas de radio, televisión y en teatros.

Casada con el pianista panameño Rafael Benítez, quien ha sido su arreglista y director de orquesta artístico colaborando en la grabación de sus discos. Participó en la película italiana Mambo con Silvana Mangano y Vittorio Gassman, dirigida por Robert Rossen en 1954.

Xiomara Alfaro marcó un estilo propio en la canción popular cubana, con su repertorio de boleros en su voz de soprano de coloratura de impresionantes agudos, artista contemporánea de Olga Guillot, Celia Cruz, Omara Portuondo o Yma Sumac.

Otras piezas que interpretó fueron Moliendo café, Niebla del riachuelo, Malagueña, Noche de ronda, Negra triste, Ochún, El manisero, Duerme negrita, Alma llanera, Mírame así, Mis noches sin ti, Nunca en domingo, Cenizas, Angelitos negros… En otra mención en la red de esta grandiosa artista nos enseñan que: Es una de las voces estelares de Cuba, calificada como soprano de coloratura, es decir, muy ágil para ornamentaciones brillantes y extremadamente agudas, alcanzando una cuarta por encima del Do agudo.

Algunos discos de Xiomara Alfaro
Besos en mis sueños
Recordar es vivir (con la Orquesta de Rafael Benítez)
Siboney (con las orquestas de Ernesto Duarte y Chico O'Farill)
Xiomara Alfaro en gira
Xiomara Alfaro en Nueva York (con Joe Cain y su Orquesta)
¡No puedo ser feliz! (con la Orquesta de Rafael Benítez)
Xiomara Alfaro Sings International Flavors
Lamento borincano (Con las Orquestas de Bebo Valdés y Adolfo Guzmán)
La Sublime
Más éxitos
Latin Nightingale (con las Orquestas de Bebo Valdés y Adolfo Guzmán)
Recuerdos de Cuba
Todo para recordar
Cuando vuelva a tu lado
Padre Nuestro
En ti me escondo yo
El Ruiseñor trina de nuevo
Aquellas canciones


Noticias relacionadas