Sara Rosa
González
Gómez

Sara Rosa González Gómez
Sara González, La voz femenina de la Nueva Trova
Nacimiento:  
13
/
7
/
1949
Fallecimiento:  
1
/
2
/
2012

Compositora, cantante y guitarrista. Fundadora del Movimiento de la Nueva Trova. Con unas cualidades vocales excepcionales

Nació en el barrio habanero de Cayo Hueso, su padre fue tabaquero y su madre costurera; ambos poseían un alto sentido de la cubanía y de la justicia, así como un enorme gusto por la música y el baile, todas esas cosas le fueron transmitidas a la pequeña Sara.

Según sus propias palabras “para que dejara trabajar a sus padres”, su primera compañera de juegos fue una radio, lo que reafirmó su afición por la música.

El excelente músico Nené Enrizo le impartió sus primeras clases de guitarra y él animó a los padres de Sara para que le permitieran a ésta continuar sus estudios musicales.

En 1966 ingresó al Conservatorio Amadeo Roldán para estudiar viola durante cuatro años.

Además de los mencionados estudios, es graduada de la Escuela Nacional de Instructores de Arte, lugar en donde por más de un año es alumna de Leopoldina Núñez de quien comenta “ … con ella aprendí más, mucho más que durante los cuatro años que estuve en el conservatorio, esa es la verdad”. Posteriormente ejerció como profesora de guitarra y solfeo en esa misma escuela.

Al inicio de los 70 realiza incursiones en el canto, forma parte de un grupo de cierta popularidad “Los Dimos” y hace dúo con Pedro Luis Ferrer.

En su época de estudiante conoce y traba amistad con Silvio Rodríguez y Pablo Milanés, quienes junto con Noel Nicola fundaron “La Nueva Trova Cubana”; ellos la influenciaron para musicalizar los “Versos Sencillos” de José Martí creando su primer disco LP y de ahí surge su vinculación con ese movimiento musical, dentro del cual se ha caracterizado por ser la voz femenina más representativa del mismo.

A partir de 1972 se incorpora al Grupo de Experimentación Sonora del ICAIC (GES), dirigido por el afamado guitarrista, compositor y director Leo Brower; para ese tiempo, dejó de lado su carrera como docente.

En el GES recibió cursos de interpretación, composición e instrumentación con maestros inigualables como Federico Smith, Juan Elósegui y el mismo Leo Brower.

Con el Grupo de Experimentación Sonora participa en diversas presentaciones de televisión y aparece frecuentemente en programas radiofónicos.

A la disolución del GES, Sara, al igual que los demás integrantes del grupo decidió trabajar sola, acompañada únicamente por su guitarra, sin embargo no evitó realizar presentaciones con algunos otros de sus compañeros intérpretes o con grupos como Irakere, Manguaré, Los Cañas, Orquesta Todo Estrellas y otros.

Emprende en ese tiempo una actividad infatigable y encomiable por los escenarios del mundo, representando la cultura de su país y convirtiéndose en uno de los fenómenos de comunicación artística más relevantes de la música cubana.

Siempre adelante en su labor de promover la música de Cuba, recibe honores en lugares tan disímiles como Roma o Baracoa, Santiago de Cuba o Venecia; distinciones y aplausos que cultiva lo mismo en una escuela de adolescentes que en el palacio del Kremlin.

Su carácter multifacético la impulsa a principios de los 80 a formar junto a Virulo, Carlos Ruiz de la Tejera, Jesús del Valle y otros, el Conjunto Nacional de Espectáculos, una vertiente satírica del teatro musical, que tuvo rotundo éxito local y foráneo y que la llenó de experiencia y madurez en su desenvolvimiento escénico.

En 1984 une su quehacer musical Guaicán, músicos sin formación profesional a quienes convierte en sus alumnos y establece una especie de taller de experimentación y desarrollo que no ha cesado hasta nuestros días, donde unos han marchado, pero otros han aparecido retomando la línea de trabajo del ya desaparecido grupo y que se han convertido en “los músicos de Sara” como ellos orgullosamente se hacen llamar.

Sara ha realizado presentaciones en diferentes lugares del mundo, desde París a Nueva York; también ha pisado lugares tan distintos culturalmente hablando como en Corea, Portugal, Australia, la Unión Soviética, en nuestra América Latina se ha presentado en Brasil, México y Colombia entre otros lugares, sin dejar de lado innumerables conciertos realizados en su patria querida.

En sus andanzas musicales, Sara ha cantado en numerosos escenarios como el Teatro Nacional de La Habana, el Auditorio Nacional de México, el Teatro Metropolitano de Medellín, el Palau de Barcelona, el Teatro Alcalá de Madrid y muchos otros de igual importancia, pero también se ha presentado en gran cantidad de universidades y plazas públicas.

Ha compartido escenarios con artistas de la talla de: Silvio Rodríguez, Pablo Milanés, Noel Nicola, Augusto Blanca, Joan Manuel Serrat, Chico Buarque, Mercedes Sosa, Soledad Bravo, Daniel Viglietti, Pete Seeger, Roy Brown, Pedro Guerra, Beth Carvalho, Liuba María Hevia, Anabell López, Marta Campos y Heidi Igualada.

Además de sus presentaciones personales, Sara también ha realizado producciones musicales para cine, televisión y radio.

En su obra discográfica se encuentran varios discos LP grabados con el sello EGREM, así como algunos CDs grabados para PM Records, Bis Records y CRIN; también ha participado en varias antologías musicales.

Independientemente de su carrera artística, una gran cantidad de personas e instituciones pueden dar fé de su alto sentido de altruismo para las causas de los desposeídos.

Sara falleció después de una larga batalla contra el cáncer a principios de febrero de 2012


Noticias relacionadas

El pasado martes 10 de julio la televisión cubana trasmitió en su programa Pantalla documental el documental Sara y Diana de la realizadora Claudia Rojas.