Pedro Luis
Lazo
Iglesias

Pedro Luis Lazo Iglesias
Rascacielos de Río Feo, Rascacielos de Pinar de Río
Nacimiento:  
15
/
4
/
1973

Dotado de una consistencia envidiable, el lanzador derecho, nacido en Río Feo debutó en el campeonato de 1990-91 con el conjunto Forestales.

Si vamos a las estadísticas podemos comprobar que es el pitcher con más juegos ganados en series nacionales al acumular 257, una cota que parece inalcanzable para los serpentineros cubanos por un tiempo impredecible; es también el lanzador más destacado en los play off cubanos con 29 victorias, siete juegos salvados, seis lechadas y 311 ponches propinados, y un verdugo de los bateadores de los equipos contrarios a quienes sirvió nada menos que dos mil 426 ponches en toda su trayectoria en las series nacionales, sólo superado en el béisbol cubano por otro pinareño grande: Rogelio García.

Indiscutiblemente está en el listado de los 10 mejores lanzadores de todos los tiempos en el país. A nivel internacional, Lazo archivó una astronómica cantidad de 28 victorias, y solo compiló dos derrotas, evidenciando una impresionante superioridad sobre sus adversarios, sean amateurs o profesionales.

Irrumpió en el ámbito internacional en 1991 al integrar el equipo cubano que obtuvo el título en el Campeonato Mundial Juvenil, y desde 1995 formó parte de todas las selecciones nacionales de la isla. Es el único jugador del béisbol en el mundo con cuatro medallas olímpicas (2 de oro y 2 de plata), participó en los 2 Clásicos Mundiales de Béisbol celebrados hasta ahora (siendo decisivo en el 2do lugar de Cuba en el 2006) y es múltiple ganador de campeonatos mundiales, Copas Intercontinentales y Juegos Panamericanos.

Dueño de un control envidiable y de una serenidad mostrada en los momentos más difíciles fue siempre el arma secreta que la selección nacional de Cuba guardaba a la hora de un relevo trascendente que, según sus propias palabras, era lo que más le gustaba. Los equipos norteamericanos, tradicionales rivales de Cuba en el terreno pudieron muchas veces dar fe de ello al no lograr descifrar los lanzamientos de Lazo.

Pero también la extraordinaria calidad de Lazo como lanzador despertó muchas veces el apetito de los scouts que rondan a los equipos cubanos cuando salen al exterior para tratar de que cambien su patriotismo por dinero contante y sonante que ha corrido a chorros para afectar al béisbol de la Isla.

Lazo también fue asediado muchas veces por estos mercaderes del deporte, casi siempre al servicio de los dueños de equipos de las Grandes Ligas cuyas ofertas vinculaban siempre el deporte con la política agresiva contra Cuba.

Ante ellos, Lazo fue tan gigante como en el montículo a la hora de lanzar y despreció ofertas por tentadoras que fueran porque nunca cambió su Pinar del Río, su terruño cubano y sus convicciones patrióticas por los dólares ofrecidos para que desertara de esos, sus amores.

Sus endemoniadas rectas y vertiginosas sliders, su carisma, y su enorme tabaco criollo, vivirán en la memoria de sus fanáticos, empero ese genio innato para lanzar deberá ser estudiado por las futuras generaciones de entrenadores y pitchers, como asignatura básica.

Este temerario tirador, impávido ante cualquier situación de peligro, dejará su huella bien profunda en el corazón de todos los cubanos y siempre será recordado como uno de los inmortales de la pelota nacional, el Lazo de la gente.

Lazo se retiró en la temporada 2010 tras 20 años de batalla por el deporte cubano pero lo hace rodeado del cariño de su pueblo y dejando como legado una impresionante actuación que lo sitúa entre los más grandes de todos los tiempos.

Considerado por muchos como uno de los cinco mejores pitcher del béisbol cubano después de 1959.

Posee el récord de más victorias en campeonatos cubanos con 240.
Su longeva carrera deportiva ha estado colmada de éxitos tanto en el plano doméstico como en la arena internacional.

Formó parte del excepcional cuerpo de monticulistas que guió a Pinar del Río, a obtener dos coronas nacionales consecutivas en los años 1997 y 1998.

Lazo es el lanzador cubano con más participaciones en Juegos Olímpicos, cuatro, en las que obtuvo dos campeonatos y dos subtítulos con la selección nacional.

Integró la escuadra de la cubana al Primer Clásico Mundial de Béisbol en 2006, torneo más fuerte de la historia de este deporte, en esa ocasión su impecable desempeño en el montículo permitió a Cuba acceder a la final.

Ha participado en los siguientes eventos internacionales: Campeonato Mundial Juvenil de 1991, Juegos Panamericanos de Mar del Plata 1995, Juegos Mundiales Universitarios de Fukuoka 1995, Copa Intercontinental de La Habana 1995, Juegos Olímpicos de Atlanta 1996, Copa Intercontinental de Barcelona 1997, Campeonato Mundial de Italia 1998, Juegos Centroamericanos y del Caribe de Maracaibo 1998, Juegos Panamericanos de Winnipeg 1999, Juegos Olímpicos de Sydney 2000, Campeonato Mundial de Taipei de China 2001, Torneo de Retadores de Canadá en el 2002, Copa Intercontinental en Cuba 2002, Campeonato Mundial en Cuba 2003, Torneo Preolímpico de Panamá 2003, Juegos Olímpicos Atenas 2004, Premundial de Colombia 2004, Campeonato Mundial de Holanda 2005.

En el 2012 El gigante pinareño Pedro Luis Lazo ha lanzado 12 juegos como relevista en la Liga Profesional Mexicana con los Piratas de Campeche, en los que ha propinado 12 ponches y regalado cuatro bases por bolas, ha permitido un jonrón y 8 hits.

En esta incursión en el béisbol mexicano, a dónde llegó en funciones de entrenador y rápidamente fue requerido como jugador activo por los Piratas, Lazo ha trabajado en 13, 1 innings en función de cerrador principal del equipo. En sus actuaciones no ha ganado ni perdido, le batean sólo para 182 y su promedio de carreras limpias es de 2,03.

Provincia: Pinar del Río

Batea: Derecha

Tira: Derecha

Equipo habitual: Pinar del Río

Peso: 113 Kg

Talla: 191 cm

Nivel de Escolaridad: 12 Grado


Noticias relacionadas