Gilberto
Smith
Duquesne

Gilberto Smith Duquesne
El rey Langosta, Rey Langosta
Nacimiento:  
31
/
12
/
1920
Fallecimiento:  
9
/
4
/
2010

Conocido popularmente como El Rey Langosta o Rey Langosta, fue uno de lo más prestigiosos y laureados chef cubanos. Su sobrenombre se debe a que era experto en la preparación de platos a base de pescado y mariscos, especialmente la langosta.

Entre sus membresías y títulos se encuentran, Presidente Vitalicio de la Federación de Asociaciones Culinarias de la República de Cuba, Presidente de la Federación Culinaria de América Latina y el Caribe, Miembro efectivo de la Academia Culinaria de Francia, Miembro de honor de la Asociación de Cocineros de Japón, Miembro de honor de la Asociación Mundial de Chefs (WACS), Doctor Honoris Causa de la Escuela Superior de Hotelería y Gastronomía de Pozdan, Polonia.

Por sus aportes a la cultura culinaria y como chef fue distinguido como Hijo Ilustre de la Ciudad de Santiago de Cuba y ostenta la Orden Nacional Nicolás Guillen, de la UNEAC y la Orden por la Cultura Nacional.

Nació en el poblado de Itabo, Municipio Martí en Matanzas. Desde los 14 años de edad comenzó a dar sus primeros pasos en el arte culinario, teniendo como maestro al chef de cocina, el catalán Juan Cañiella del restaurante Carmelo de la calle calzada en La Habana.

El chef Smith Duquesne fue un experto en la preparación de platos a base de pescado y mariscos. Lo fue también en los asados y en los pasteles. Conoció a la perfección los secretos de las cocinas española, francesa, italiana, judía, china y eslava.

Entre sus aportes a la Cocina internacional se puede citar algunas de sus más de 200 creaciones como; Langosta al Café, Camarones Tropicana, Crema de langosta Especial Smith, Consomé de Tortuga, Gambas al Limón, Cóctel Salsa Mulata, Huevos Bocaditos del Rey, Quimbombó a la Habanera, Pata-Panza y Tripa de Campeón, Tortilla Interventora del Chef, Tortillas de Frutas al Ron, Pollo Suprema a lo Smith, Pato Siglo de las Luces, Pavo Relleno de mi América, Langosta Coppelia, Langosta Hemingway, Langosta a lo Macondo, Langosta Cecilia, Liebre de mi Rancho, Rosbif de mi Patrón, Pierna de Cerdo Guacanayabo, Pargo al Ron, Bistec de Calamares, Langosta de mi América, Langosta Mariposa, Langosta a la Naranja, Langosta Salto Mayor, Langosta Geraldine Chaplin, Langosta Especial de Ocasión, Langosta Cardenal Smith, Langosta Kayac, Langosta Varadero, Goulash a la Habanera, Langosta Guantanamera, Langosta al Ron, Langosta Brigitte, Papaya Ardiente, Calidoscopio, de igual forma trabajó en la creación de comidas afrodisíacas.

El 18 de octubre de 1984 una selecta representación chefs de Cuba, entre los que se encontraba Gilberto, recibió Medalla de Oro al Esfuerzo Decisivo en las Olimpiadas culinarias celebradas en Francfort del Meno, Alemania Federal.

La internacionalización y el prestigio que asumió su trabajo le permitirían dedicarle a Alicia Alonso su Langosta Coppelia, mientras que al autor de El viejo y el mar le propondría una exquisita Langosta Hemingway, teniendo en cuenta las aficiones marítimas del escritor.

También le dedicó a otras personalidades internacionales como: Geraldine Chaplin (Langosta Geraldine Chaplin), Brigitte Bardot (Langosta Brigitte), así como diferentes lugares como: La Habana, Varadero, América, Guantánamo, Tropicana o al pueblo ficticio Macondo, descrito en la novela Cien años de soledad por Gabriel García Márquez.

Impartió clases magistrales, numerosos cursos y conferencia en diversos países, autor de artículos y libros de recetas de cocina internacional, entre los que se encuentran: Yo soy el chef, Rey Langosta, Rejos de Langosta, De Itabo a Florencia, Visión Histórica de la cocina cubana, Encuentros en la Cocina de América, Comidas Afrodisíacas, entre otros.

Fue un activo participante y organizador de eventos de arte culinario tanto en su país, como a nivel internacional, teniendo como principal objetivo estrechar las relaciones de hermandad entre los cocineros del mundo, siempre trabajando por dignificar esta profesión. Asesor de Ferias y Exposiciones Internacionales. Iniciador de los banquetes "Dinner Cigar" realizados cada año en Cuba organizados por Habanos S.A. y que confluyeron en el Festival del Habano, uno de los principales eventos mundiales del mundo del tabaco Premium.

Fue promotor y asesor internacional de fondos exportables de Caribex S.A. en Europa, profesor de escuelas culinarias de Japón, Canadá y España.

El Día de la Cocina Cubana se estableció en honor a la victoria de un equipo de cocineros encabezados por Smith, quienes ganaron la Medalla de Oro al Esfuerzo Decisivo en la Olimpiada Culinaria celebrada en Fráncfort del Meno, Alemania.

Es considerado el embajador gastronómico de Cuba y de la WACS para América Latina. Cocinó para diversas personalidades, entre las que se encuentran: el presidente Fidel Castro, el rey Juan Carlos I, Felipe González, Manuel Fraga, Georges Pompidou, Jacques Chirac, François Mitterrand, Pierre Trudeau, Yorgos Papandréu, Salvador Allende, Josephine Baker, Nat King Cole, Maurice Chevalier, Gilbert Becaud, Gabriel García Márquez, Alejo Carpentier, Ernest Hemingway, Brigitte Bardot, Édith Piaf, Julio Iglesias, Joan Manuel Serrat, Gilberto Santa Rosa, Carlos Saura, Geraldine Chaplin, Paco Rabanne, Claudia Cardinale, Romy Schneider, Alicia Alonso, Alain Delon, entre otros.

En su honor, desde 2007 existe un aula de superación profesional en la sede de la Federación con su nombre, para cocineros con más de 10 años de experiencia.

Entre sus obras más conocidas se encuentra Rey Langosta: Creaciones del Maestro Gilberto Smith, editado en 2000 por la Casa de las Américas y reeditado en coauspicio con Ediciones Aurelia.

Falleció el 9 de abril de 2010, a la edad de 90 años, en su residencia en La Habana, Cuba.

Como tributo a su obra fue develada una estatua el 18 de octubre (Día de la Cocina Cubana) del propio año, en la sede de la Federación Culinarias en la capital cubana. El autor de la obra es el escultor holguinero Silvio Leonardo Pérez.

Membresías
Presidente Vitalicio de la Federación de Asociaciones Culinarias de la República de Cuba.
Presidente de la Federación Culinaria de América Latina y el Caribe.
Miembro efectivo de la Academia Culinaria de Francia, poseía la Medalla de Oro de esa institución.
Miembro de honor de la Asociación de Cocineros de Japón, en 1982, el emperador Hirohito le confirió su Medalla de Oro Especial. (una de las condecoraciones más selectas, que hasta entonces no había sido entregada a ningún extranjero).
Miembro de honor de la Asociación Mundial de Chefs (WACS).
Doctor Honoris Causa de la Escuela Superior de Hotelería y Gastronomía de Pozdan, Polonia.
Miembro de Honor de la Asociación Culinaria de Suiza.
Miembro de la Academia Culinaria de Israel.
Miembro de la Federación de Cocina de Sudáfrica.
Miembro de la Federación Italiana de Cocina.
Miembro de la Federación Alemana de Cocineros.
Miembro de Honor Vitalicio de la Federación de Cocineros de Norteamérica.
Miembro de los Gorros Blancos de España.
Miembro del exclusivo club La Casserole de Paris.
Miembro de Honor de la Federación de Cocineros de Croacia.
Miembro de Honor y Medalla de AREGALA (Asociación de Restauradores Enólogos y Escritores Gastronómicos de América Latina y España).
Miembro Honorario de la Hermandad de los Chef, Quito-Ecuador.
Profesor Honorario del Instituto de Administración Hotelera y Turismo del Perú.
Miembro Honorario de la Escuela Integral Gastronómica de Córdoba, Argentina.
Diploma de Honor de la Asociación de Chef de Bolivia.
Miembro Honorario de la Escuela Gastronómica de Venezuela.
Socio Honorario de la Asociación de Chef de Costa Rica.
Premios y reconocimientos
Distinguido como Hijo Ilustre de la Ciudad de Santiago de Cuba.
Orden Nacional Nicolás Guillen, de la UNEAC.
Orden por la Cultura Nacional, Cuba.
Medalla Cordon Bleu.
Medalla de Honor, avalada por el Emperador Hirohito, Japón.
Bandeja de Plata, Congreso Austro-Húngaro, IKAHOGA.
Medalla de Oro de la Academia Culinaria de Francia, en Congreso Austro-Húngaro de la WACS.
Premio de Oro en la Olimpiada de Frankfurt de Meno, Alemania
Orden Amigo del Cocinero, Italia.
Medalla de Oro Olimpiadas IKA 84.
Medalla de Oro Federación Culinaria Canadiense.

Gilberto Smith
Medalla de Oro Especial Festival de Vancouver.
Medalla de Oro de la Federación Alemana.
Plato de Plata AREGALA.
Medalla Dorada IV Festival Gastronómico de Costa Rica.
Premio Identidad e Integración Latino Americana y del Caribe, a través de la Gastronomía (Circulo Gastronómico Lima, Perú).
Chef del Milenio (Mega evento Gastronómico Perú 2001.
Medalla Le Cordon Bleu (Academia de las Artes Culinarias de París en Perú).
Medalla Chef Internacional (Escuela Alta Cocina del Instituto de los Andes, Perú.
Premio y Medalla Internacional Catalina de Medici, Italia.

Hay hombres que a su paso dejan huella imperecedera y aunque falten, su obra y su ética de vida perduran. De esos es el Chef Gilberto Smith Duquesne, El Rey Langosta, cuyo libro de recetas de ese crustáceo criollo es hoy un clásico muy apreciado de la literatura culinaria internacional.

Esa obra y el compendio de recetas originales e innovaciones que creó, bastarían para asegurarle lugar privilegiado en la memoria colectiva de millones y sobre todo entre su pueblo.

Quienes lo conocieron, lo recuerdan siempre de punto en blanco, con su uniforme impecable, tocado con su albo gorro almidonado y con una permanente sonrisa.

Nombrado Chef del Milenio en un evento internacional en Perú, y primer cubano Miembro de Honor de la Federación Internacional de Asociaciones Culinarias (WACS), este hombre sencillo y genial, no se guardaba secretos, como tanto es usual en su profesión, prodigaba su sabiduría y decía que en Cuba debería haber miles de escuelas de cocina.

Cubano orgulloso de su tierra y su Revolución, fue un emblemático promotor de los fondos exportables de la Isla y no sólo de la langosta El ron, el tabaco, el azúcar, el níquel y la cultura cubana estaban entre sus prioridades.

De su cubanía no hay dudas y cuando le menoscababan ese aspecto, reaccionaba como un león, como cuando en una reunión internacional en Costa Rica, donde el representante del imperio yanqui se pavoneaba ofreciendo becas, con la exclusión de los cubanos, Smith reaccionó diciendo que Cuba no las necesitaba y que tenía las suficientes condiciones para brindarlas a quienes las necesitaran.

De su sentido de la justicia y respeto a los demás, da testimonio el Chef Joaquín Montalvo Silveira, a quien sus allegados y amigos bautizaron como Masita, con más de medio siglo de experiencia en emblemáticos restaurantes cubanos, quien coincidió con Smith en varios eventos y compartieron juntos el arte frente a las hornillas.

Jamás El rey Langosta maltrató a nadie, ni siquiera al más humilde auxiliar de su cocina. Preocupado por la formación y superación de los jóvenes, innovador nato para quien las nuevas tecnologías en sus predios eran un reto para aplicarlas con creatividad y excelencia, Smith fue un militante de la dignificación de su gremio y para preservar a toda costa la unidad de sus colegas y la sabiduría acumulada por la cocina popular y tradicional de la Isla.


Noticias relacionadas