María Elvira Salazar nominada republicana para elecciones del martes

Maria Elvira Salazar dice que sus oponentes republicanos pudieran aprender algunas cosas sobre cómo reportar sucesos.

La veterana periodista de televisión es la favorita para reemplazar a la representante federal Ileana Ros-Lehtinen como nominada republicana en las primarias del martes y, como respuesta, sus oponentes lanzaron ataques coordinados por una entrevista que le hizo a Fidel Castro hace 23 años. “No tienen nada, mi récord está muy limpio”, dijo Salazar. “De lo contrario lo habrían sacado.

Tuvieron que retroceder 25 años. ¿Qué hay de los últimos 15 cuando he estado al aire a las 8 de la noche de lunes a viernes durante 52 semanas al año? Han pasado 25 años, ¿no pudieron sacar algo?

Salazar ha evitado en gran medida aparecer en público en el gran campo republicano ya que mantiene una ventaja de dos dígitos en las encuestas realizadas por su campaña y sus oponentes.

No se presentó a un debate televisivo el martes por la noche, diciendo que América TeVe no tenía un criterio definido sobre quién fue invitado a hablar en el programa.

Durante un acto de campaña el viernes en Las Mercedes Adult Daycare, en el suroeste de Miami-Dade, Salazar era una cara conocida para la multitud de unas 200 personas de la tercera edad que usaban cintas rojas adornadas con su nombre.

Cuando Salazar preguntó cuántos de ellos eran republicanos registrados, alrededor del 75 por ciento levantó la mano. “He pasado los últimos cinco meses, desde que me postulé, llegando a la base, llegando a la base real que es esta”, dijo Salazar, refiriéndose a los votantes cubanos mayores que sus oponentes creen que la abandonarían si perciben que está a favor de Castro.

Ada Borees, una jubilada de 75 años registrada como independiente, planea votar por Salazar en las elecciones generales si gana en las primarias. “Ella está hablando de Cuba. La gente de aquí aprecia eso”, dijo Borees. “No me gusta [Donald] Trump, pero me gusta María”. Los votantes como Borees serán la clave para Salazar si quiere remover un distrito que votó por Hillary Clinton por encima de Trump en más de 19 puntos porcentuales.

Durante años, Ros-Lehtinen pudo ganar cómodamente la reelección al apelar a los votantes independientes y a algunos demócratas, aunque los pronósticos electorales han indicado en gran medida que los demócratas perderán el puesto en noviembre. Pero primero Salazar debe vencer a un gran campo republicano lleno de candidatos con financiación insuficiente como Bettina Rodríguez Aguilera, ex concejal de Doral que ha afirmado que abordó una nave espacial con extraterrestres rubios, y candidatos quijotescos como Stephen Marks, ex agente republicano que gastó miles de dólares en anuncios atacando a Salazar, solo para abandonar la carrera en el último minuto y respaldar a la demócrata Donna Shalala.

Salazar dijo que no ha escuchado mucho sobre extraterrestres en la campaña electoral, pero que cualquiera puede votar libremente por quien quiera. “¿Mis oponentes? Es extraño, pero estamos en un país muy libre, que es lo que amo “, dijo Salazar. “Usted vota por quien quiera, se registra en el partido que desea y si quieren unirse en mi contra, deje que los votantes decidan”.

Además de la entrevista con Castro, en la que sus oponentes dicen que se mostró demasiado efusiva con el dictador cubano, Salazar dijo que la segunda oportunidad en su carrera televisiva fue una entrevista en cámara con el dictador chileno de derecha Augusto Pinochet que, según argumentó, muestra su independencia periodística y tenacidad.

Dijo que los votantes cubanos mayores con los que ella habla sobre el respeto a la necesidad de una prensa libre vinieron de un lugar donde eso no existe. “He entrevistado a los dos dictadores más importantes del siglo XX en América”, dijo Salazar. “Cuando pude obtener esa entrevista con Fidel, fui elogiada, me felicitaron mucho por haber podido sentarme frente a él y hacerle preguntas difíciles”.

Dijo que los anuncios de Marks con ataques fueron editados de una “manera maliciosa” y que malinterpretó sus comentarios en Fox News después de la muerte de Castro, en los que elogió los esfuerzos del presidente Barack Obama para restablecer las relaciones con Cuba.

Su mayor rival, el ex comisionado de Miami-Dade Bruno Barriero, ha repetido los ataques de Marks en los anuncios publicitarios de campaña.