Kelvis
Ochoa

Kelvis Ochoa
Nacimiento:  
1970

Kelvis Ochoa nació en 1970, en Las Tunas, Cuba. Fue galardonado con el Premio Goya 2006 a la mejor música original, como coautor de la Banda Sonora de la película "Habana Blues".

Una de las características más singulares de los trabajos de Kelvis Ochoa es su forma tan especial de proyectar la canción tradicional de Cuba y en especial el sucu-sucu (ritmo autóctono de la Isla de la Juventud).

Kelvis es un maestro haciendo convivir, ritmos tan tradicionales como el Son , el Sucu Sucu, Cha Cha Cha, Macuta, Songo, Conga, Merengue, Milonga y la Timba, entre otros con influencias del Funky, Chili-peppers rock y pop Pop antillano e internacional. A sus melodías, envolventes y lírica de textos apasionados y divertidos, se suma su sorprendente buen hacer a la hora de asumir la improvisación.

Como autor ha compuesto temas para Raimundo Amador, Tomasito y Beatriz Márquez, ha colaborado en discos de Tino Di Geraldo y en producciones realizadas por este. también ha compuesto para Bandas Sonoras de películas, como "Vampiros en La Habana"(Juan Padrón) y "Barrio Cuba" (Humberto Solás 2005) y "Habana Blues" (Benito Zambrano).

Descendiente de una familia de músicos, su abuelo, director de la orquesta Órgano Oriental, su padre, Segundo Ochoa reconocido timbalero cubano, Kelvis destaca desde pequeño por su facilidad innata para cantar.

Desde muy niño se trasladó con sus abuelos a vivir a la Isla de la Juventud, donde vivió hasta el año 1992, cuando se trasladó para La Habana y ahí rápidamente toma contacto con los ambientes culturales, integrándose con la nueva generación de compositores, artistas, intérpretes, directores y escritores que emergen con identidad propia, durante esa época, en La Habana.

Participa en el disco producido por Gema Y Pavel "Habana Oculta". Y es entonces, cuando para la promoción de este disco, que se traslada a España en julio de 1996 para participar en el festival Bilbao Tropical.

A partir de entonces inicia un periplo de conciertos por festivales y salas de la geografía española, despertando de inmediato el interés tanto del público como de la prensa e incluso de artistas y músicos españoles de reconocido prestigio.

A finales de 1996, junto a otros músicos cubanos del colectivo ‘Habana Oculta’, graban un disco ya con el nombre de ‘Habana Abierta’ publicado por BMG-Ariola a mediados de 1997. La misma Compañía lanza el segundo disco de este colectivo "24 Horas" en 1999. Desde el principio Kelvis, destacó por la rapidez con la que fue capaz de adaptarse y conectar con el publico español sobre todo por la fuerza escénica que le caracteriza, tanto es así que en el primer y segundo disco de Habana Abierta los primeros singles fueron "Tardes de Café" y "Cuando Salí de la Habana", ambos compuestos e interpretados por Kelvis.

En diciembre de 1999 Kelvis y Alejo Stivel (ASK) coinciden, esa misma noche se propusieron trabajar juntos, comenzando la grabación en diciembre de el primer disco de Kelvis, en solitario. En este primer disco es importante reseñar, que a pesar de estar lleno de ritmos tradicionales cubanos, la fusión termina siendo POP CUBANO, o como se diría en la industria discográfica internacional CUBAN-POP. "Si tu no quieres" es el segundo single del primer álbum en solitario de Kelvis. Un tema fresco, en el que la provocadora base instrumental junto con el bajo y los metales nos muestran el mejor ejemplo de la fusión que Kelvis Ochoa proyecta en su álbum. todo un lujo. A esto se suma , en clave de rap, la sensual voz de la brasileña Fernanda Abreu y la producción de Alejo Stivel, sinónimo de calidad y éxito asegurado.

Su segundo disco, se hizo en los estudios PM Records, en la Habana y con músicos cubanos que viven en Cuba y fuera de ella, reencontrados todos en este sueño. Este disco mantiene las bases musicales de fusión de ritmos tradicionales ahora más enfocado al directo. Esta vez el piano, metales y coros, adquieren una significativa importancia. Este proyecto se creó, desde la libertad que otorga una producción más personal e independiente, en un ambiente más a la manera cubana de la "descarga" Importante es, destacar la colaboración con Pavel Urquiza, Descemer Bueno, Roberto Carcassés (Director de la banda cubana Interactivo), Haydee Milanés, Yusa, Athanay, Francis (Interactivo), Samuel Formell (Van Van), Elmer Ferrer y Nan Sam Fong (guitarra de Amparanoia, Habana Abierta, Lolita, Pastora Soler, etc.)

En el año 2005, Kelvis grabó "Boomerang" cuarto disco de la agrupación "Habana Abierta". Las grabaciones se realizaron en Madrid con el sello discográfico de Calle 54 y reunió a varios músicos de diferentes influencias, países y edades. (Alaín Pérez y Bebo Valdes, entre otros).

En el 2007 sale al aire el disco Amor y Música bajo el sello Egrem, un trabajo en el que la mayoría de los temas son realizados a cuatro manos entre Kelvis y Descemer Bueno, que también cuenta con la participación de músicos como Carlos Varela, Roberto Carcassés y Polito Ibañez.

Kelvis, durante su trayectoria artística, ha trabajado con músicos como Lolita, Pastora Soler, Pavel Urquiza, Descemer Bueno, Roberto Carcassés (Director de la banda cubana Interactivo), Edesio Alejandro, Haydée Milanés, Yusa, Athanai, Francis del Río (Interactivo), Samuel Formell (Van Van), Elmer Ferrer, Nan Sam Fong (guitarra de Lolita, Amparanoia, Habana Abierta, etc.), Ojos de Brujo, Manu Chao, El grupo puertorriqueño Calle 13, entre otros.

Como autor ha compuesto temas para Raimundo Amador, Tomasito y Beatriz Márquez, ha colaborado en discos de Tino Di Geraldo y en producciones realizadas por este.

Música para Cine
Ha compuesto para Bandas Sonoras de películas, como:
“Vampiros en La Habana”(Juan Padrón, Cuba)
“Barrio Cuba” (Humberto Solás, Cuba, 2005)
“Habana Blues” (Benito Zambrano, España-Cuba)
"Corazón del tiempo" (Alberto Cortés, México)
"Lisanka" (Daniel Díaz Torres, 2009).


Noticias relacionadas

Vuelve Kelvis Ochoa a sonar por todo lo alto tras concierto en el patio del Museo Nacional de Bellas Artes, Edificio de Arte Cubano. La cita tuvo lugar el pasado viernes a las 8:30 p.m. Allí entraron ensimismados por los acordes de su guitarra el público que lo sigue a todos los espacios, y otros que, de manera itinerante, no se perdieron aquel espectáculo de una hora y poco más.