Foto

Con un dejo de alegría y añoranza se vive cada ocasión en que un logro del momento sobrepasa uno de los emblemáticos… Así se asume hoy el nuevo récord nacional juvenil de salto triple con que Jordan Díaz dejó atrás por un centímetro la añeja marca de Pedro Pérez Dueñas.

Muchas estrellas pasaron por la especialidad en la Isla, y ninguna había podido borrar los 17,40 metros con que Pérez Dueñas reinó en los Juegos Panamericanos de Cali 1971, inscritos entonces como plusmarca mundial.

Pero como a todo le llega su fin, este viernes uno de los talentos del futuro consiguió ese 17,41 metros que asombró a los especialistas durante una prueba de confrontación celebrada en el habanero Estadio Pedro Marrero.

Jordan reinó hace un año a nivel de planeta entre cadetes con registro de 17,30 metros, que es la mejor marca de todos los tiempos para menores de 18, y se confirmó como estrella en ascenso cuando a mediados de febrero pasado marcó 17,32 en el propio Marrero.

Ahora fue más allá, y su nueva cota no solo le ratifica como favorito al trono del orbe entre juveniles, que se disputará en poco más de un mes en Tampere, Finlandia. También le acerca a un sueño anunciado antes: romper la marca mundial de 17,50 metros, en manos del alemán Volker Mai desde 1985.

El récord de Jordan no fue el único instante feliz de esta jornada en el escenario capitalino, pues el reporte del estadístico Alfredo Sánchez precisa que abundaron los buenos registros: el cuarto lugar del triple salto del pasado Campeonato Mundial, Cristian Nápoles, fue segundo ahora con 17,28 metros, su máximo personal.

Famoso