Luis
Díaz
Soto

Luis Díaz Soto
Nacimiento:  
13
/
2
/
1905
Fallecimiento:  
23
/
11
/
1958

Médico cubano, militante del Partido Comunista de Cuba. Ejerció la medicina con un sentido humano basado en los principios ideológicos del Marxismo- Leninismo.

Nació en la localidad Pedro Betancourt perteneciente a la provincia de Matanzas en Cuba. Proveniente de una familia de clase media, el padre administrador de Correos y la madre, maestra de enseñanza primaria.

Asistió a la escuela del Centro de Dependientes de La Habana, donde cursó los primeros grados y pasó después al Colegio de Belén hasta ingresar en el Bachillerato, cuyos estudios realizó en el Instituto de La Habana, donde se graduó de Bachiller en Letras y Ciencias en 1922. En el mismo año ingresó en la Facultad de Medicina de la Universidad de La Habana, donde fue alumno interno del Hospital Calixto García. Fue alumno interno de la Clínica Fortún-Souza durante los años 1925 y 1926.

Una vez graduado en el año 1929, fue médico interno de la Clínica Fortún-Souza durante los años 1930 y 1932. En esta clínica desempeñó diversas labores; de anestesista, auxiliar en cirugía, después, especialista en enfermedades del corazón y vasculares y también enfermedades de la nutrición.

Al fundarse en 1932 el Instituto Clínico de La Habana, fue médico interno, de visita nocturna domiciliaria, especialista en Vías Digestivas, sucesivamente trabajó en varios departamentos: metabolismo, drenajes, laboratorio, Rayos X. Estuvo al cargo de la organización del Departamento de Farmacia de la Institución desde la parte administrativa y técnica.

Ejerció como médico de los Servicios Municipales de La Habana (casa de socorro), desde diciembre de 1933 hasta marzo de 1935, resultó expulsado del cargo por participar en la huelga general de ese año. Se vinculó a las luchas médicas en Cuba, iniciadas en los años treinta.

Participó en la organización de la Federación Médica de Cuba y junto a José Elias Borges, en la huelga médica de 1934. Asumió la dirección del Centro Benéfico de Trabajadores de Cuba en 1940.

En junio de 1937 formó parte del grupo de combatientes cubanos que participó en la guerra del pueblo español contra el fascismo. Fue nombrado cirujano jefe del batallón americano Lincoln- Washington, con el grado de teniente, el 17 de septiembre de 1937. Por demostrar un comportamiento ejemplar y heroico fue ascendido a capitán el 29 de marzo de 1938. Estuvo en los frentes de Teruel, Belchite, Brunete, y otros, tomando parte en las operaciones militares.

Durante la guerra en España adquirió experiencia en la organización médico militar. Al regresar de España se incorpora de nuevo a las actividades del Partido Comunista y al constituirse el Partido Unión Revolucionaria Comunista, es nombrado miembro del Comité Ejecutivo, y por el mismo partido, candidato a Delegado a la Asamblea Constituyente. Más de una vez fue conducido al BRAC por las actividades comunistas, siendo fichado en el SIM con el No. 001929.

Desde muy joven se interesó por los libros y temas cubanos y, por los autores que recogían datos relativos al pasado histórico de Cuba. Visitaba periódicamente las librerías y gustaba de viejas ediciones que atesoran datos poco conocidos. Se propuso escribir la Historia de la Medicina en Cuba, para cuyo fin logró acopiar gran cantidad de datos. Las responsabilidades políticas y profesionales no le permitieron realizar este propósito.

Muerte
Gravemente enfermo los últimos años de vida los vivió bajo la presión policíaca en una semiclandestinidad, siempre pendiente de los acontesimientos y con muchos deseos de lograr el triunfo revolucionario. Fallece el 23 de noviembre, 1958.