Luis
Compte
Cruz

Luis Compte Cruz
"El Ilustre de las letras"
Nacimiento:  
21
/
3
/
1937
Fallecimiento:  
14
/
9
/
2001

Compositor y poeta de Mayajigua. Entre sus obras más importantes se encuentran los libros “Tiempo de Vivir”, “El Hombre en el Paisaje” y “Súplicas a Martillazos”. Incursionó también en la música obteniendo importantes premios con las canciones “Regálame tus manos” y “Tonada para un Punto”. Fue colaborador en numeras publicaciones locales y nacionales tanto de prensa plana como de radio.

Infancia y juventud

Nació en la finca Llanadas, Mayajigua, hijo de campesinos pobres. A los 6 años de edad se fue a vivir a la finca Palmerito, próximo a Venegas, y allí cursó estudios de primaria hasta el sexto grado en la escuela rural #50. Al terminar en esta escuela, sin pasibilidades de otros estudios y reclamado por necesidades familiares, comienza a trabajar como dependiente de bodegas en Venegas, Dalia, Hondones, y finca Arroyo Grande, esta última en Zaza del Medio.

A Los 14 años se traslada a Mayajigua y trabaja en iguales labores hasta 1951, en que se traslada ha La Habana en busca de trabajos mejor pagados. Allí comienza a trabajar en la dulcería panadería “Los Ángeles,” en Bejucal y Martí, Arroyo Apolo, trabajaba de 14 a 16 horas diarias por un salario de 15 pesos al mes y mas adelante por un salario de 25 pesos al mes. Fue allí donde escribió su primer trabajo literario, pésima poesía en pésimo poema, que se publicó en la Revista “Artes Blancas” del Sindicato de Dulceros de La Habana.

En 1955 se traslado de nuevo a Mayajigua solicitado por uno de sus hermanos para atenderle un pequeño establecimiento mientras el realizaba otras labores. En 1956 comenzó como aprendiz en ómnibus para ocupar una plaza de conductor en la recién creada empresa de ómnibus de Mayajigua. En este centro es que comienza su producción poética humorística, llevando a décimas incontables anécdotas, situaciones, etc., que sucedían, también por aquellos años conoció de la existencia del “Centro Cultural Tecnológico” radicado en La Habana y que ofrecía cursos de literatura por correspondencia mediante pequeñas cantidades de dinero mensuales.

En 1967 fueron suprimidos los conductores de ómnibus, sustituidos por alcancías, y pasa a ser trabajador administrativo, pero con mas posibilidad de participar en cuestiones literarias. Luego en todo el país se crearon los talleres literarios, de los cuales es fundador, presidente del de Mayajigua, que agrupó un número considerable de miembros, hasta que prácticamente desaparecieron por una temporada y luego resurgieron. Al organizarse la Brigada "Hermanos Saíz" en la entonces provincia de Santa Clara, es fundador de la misma, y después en atención a publicaciones en semanarios, revistas, concursos ganados etc, es promovido a las filas de la UNEAC provincial de Sancti Spíritus.

Entre los premios más importantes están los del concurso debate de talleres literarios 1977 y 1978, con "Cartas y Fotos" primero y "Elegía a Félix por un hermano" después. El primer libro aceptado para publicación fue en 1983 “Tiempo de vivir” que se publicó luego de seis o siete años de espera.

En 1983, es la primera participación en el Concurso "Adolfo Guzmán" de música cubana ICRT, con música de Lourdes Caro, profesora de música de la academia Lecuona de Sancti Spíritus , este binomio se forma de manera fortuita, porque de ella necesitaba textos que tuvieran musicalidad propia y que además fueran de su gusto, y en una reunión de la UNEAC, se puso a leer un cuaderno de poesías, sonetos, décimas, etc, y se motivó con el tema "Tus manos" que después fue ¨ Regálame tus manos ¨ interpretado por el grupo Manguaré y que conquistó cinco premios importantes en el Guzman.

En el año 1984 hace contacto con Lucía Huergo, trombonista y arreglista del Grupo Síntesis, y escoge un tema que después sería 3er premio en el Guzmán 1984. Después participó con Lourdes nuevamente en los concursos correspondientes a 1986 y 1989 pero solo fue finalista.

Durante estos años colabora en semanarios, periódicos y emisoras de radio, cultivando tanto la décima humorística como la poesía seria, realizando varias publicaciones.

En 1991 se jubila por problemas de salud y se dedica por entero a la peña que lleva su nombre en la Casa de Cultura de Mayajigua.

Luís Compte muere el 14 de septiembre de 2001, víctima de una larga enfermedad. Cada año se celebra en su pueblo natal el Encuentro de Tonadistas, Decimistas y Repentistas "Luís Compte Cruz in Memoriam".

Premios
Primer Premio Concurso de Décima en el año 1962.
Primer Premio Concurso auspiciado por la UCLV en 1963.
Premio Abel Santamaría de la UCLV en décima.
Mención Concurso de las FAR 1975, 1976 y 1977.
Premio Encuentro-Debate de Talleres Literarios 1977 y 1978.
Dos premios en Debate Nacional en 1978 y 1979.
Tres Menciones en el Concurso 26 de Julio de las FAR.
Cuatro veces finalista en el Concurso "Adolfo Guzmán" de música cubana del ICRT en 1983, 1984, 1986 y 1989.
Tercer Premio en Concurso "Adolfo Guzmán".
Primer Premio en Bienal de Música Espirituana con el texto de la obra "Tonadas para un punto".

Colaboraciones
Semanario "Palante"………1979-1985
Semanario "Melaito"………1979-1985
Revista "BOHEMIA"
Revista "VERDE OLIVO"
Periódico "VANGUARDIA"
RADIO LIBERACION
Radio Sancti Spíritus
CMHW de Villa Clara

Publicaciones
"Tiempo de vivir".
"El hombre en el paisaje y varios trabajos en boletines literarios".
"Suplicas a martillazos".

La décima está de luto
Quizá en su constante bregar entre Caibarién y Morón o entre Mayajigua y Cabaiguan, haciendo oficio como conductor de ómnibus. Luis Compte Cruz aguzó este sentido de la imaginación que lo conminó a pulsar la rima. Demasiado lacónico al contar historias, no llegó a escribir décimas hasta la hora de su despedida fugaz con más de 6 décadas vividas. El gusto por la poesía de arte mayor lo inclinó hacia el soneto, pero la espinela siempre fue su carta de triunfo. Publicaciones durante 5 años en los semanarios humorísticos Palante y Melaíto, premios en los encuentros, debates nacionales de talleres literarios; menciones en el concurso 26 de julio de las FAR, y binomios memorables con Lourdes Caro y Lucía Huergo que le valieron importantes reconocimientos en los certámenes de música cubana Adolfo Guzmán. Ediciones Unión le publicó el libro ¨Tiempo de Vivir¨ y la editorial Luminaria El plaquete ¨El hombre y el paisaje¨.

En 1999 conquistó el premio de poesía que convoca este semanario con unas décimas que sugieren el testamento nostálgico y sincero: A juzgar por los caminos/intento de caminar/lo sé, me voy a quedar/sin pie para los caminos/ni visitar los vecinos/por mis pasos lograré/sin embargo también sé/que aunque mis pies no resistan/peor será que no existan/caminos para los pies.

Pero tras el reconocimiento tácito de la queja que aflora, también asomó el regocijo agradeciendo a la vida y a los años.

Mis esperanzas no son/sino sembrar esperanzas/y sublimes remembranzas/por la tierra en floración./Y si alguna bendición/necesito agradecer/eternamente ha de ser/ésta de llevar contigo/el afecto de un amigo/y el amor de una mujer.


Noticias relacionadas