José María
de la Torre
de la Torre

José María de la Torre de la Torre
Nacimiento:  
1
/
9
/
1815
Fallecimiento:  
23
/
12
/
1873

Geógrafo, arqueólogo, historiógrafo y pedagogo cubano, quien dedicó gran parte de su intelectualidad al estudio de la historia local cubana.

Fue catedrático de Geografía en la Uni­versidad de La Habana y perteneció a la Academia de Historia de Madrid, y a las Sociedades de Geografía de Londres y París, Etnografía de Nueva York y Anti­cuarios de Copenhague.

Nació en La Habana. Desde muy niño dio pruebas de su clara inteligencia, que le permitía aprender sin dificultad las más arduas materias. A los 17 años se graduó de bachi­ller en jurisprudencia y leyes, pero no ejerció por mucho tiempo la abogacía.

Desde los doce años su tío Anto­nio María de la Torre le encargó de clasificar muchos documentos históricos y geográficos que poseía, y el joven José no sólo llevó á cabo su difícil tarea, sino que sacó gran provecho de ella, publicando en 1833 un notable Mapa antiguo de Cuba, acompañado de eru­ditas Memorias. Este trabajo mereció grandes elogios y nadie hubiera dicho que su autor sólo contaba 18 años.

Poco después comenzó á colaborar en los principales periódicos de la isla, publicando notables trabajos sobre arqueología, historia y geografía que le dieron justo renombre y le abrieron las puertas de la Academia de la Historia de Madrid, de las Sociedades de Geografía de Londres y París, de la Etnográfica de Nueva York y de la de Anti­cuarios de Copenhague.

En 1842 fue nombrado, con motivo de la reforma universitaria, catedrático de geo­grafía e historia, y en 1843 miembro de la Comisión de Estadística y División territorial de la isla.

Se le comisionó en 1848 para que hiciera un viaje a los Estados Unidos, del que volvió con un caudal de noticias, datos e instrumentos que fueron utilísimos para el desarrollo industrial y agrícola de Cuba.

Abordó todos los ramos del saber humano y aunque no fue un genio en ninguno de ellos ni dijo nada nuevo, recopiló y vulgarizó una serie de conocimientos diver­sos.

Publicó gran número de obras para la enseñanza, de alguna de las cuales se tiraron 400 000 ejemplares. Entre sus libros de mayor im­portancia se pueden citar:
Cuadro si­nóptico de la Monarquía española (1845)
Tratado de Cosmo­grafía
Robinsón cubano
Mapa antiguo de la isla de Cuba
Lo que fuimos y lo que somos o la Habana antigua y moderna: Primera obra de un estudio bastante completo para su época sobre el folklore cubano.
Diccionario geográfico, histórico, estadístico y genealógico de la Isla de Cuba, conjuntamente con el sabio Tranquilino Sandalio de Noda.

Murió en el mar el 23 de diciembre de 1873.


Noticias relacionadas