José Manuel
Mir
del Junco

José Manuel  Mir del Junco
Nacimiento:  
14
/
6
/
1905
Fallecimiento:  
22
/
3
/
1983

Pediatra, especialista en tisiología infantil, neumólogo, profesor. Además de ser un pediatra célebre, fue también un paradigma de exigencia, disciplina y entrega para todas las generaciones de pediatras cubanos.

Se graduó de bachiller en Ciencias y Letras a los 15 años de edad, el 20 de diciembre de 1920. Por eso tuvo que esperar dos años para poder comenzar a estudiar en la Universidad de La Habana, allí ingresa en 1923 y se gradúa de Doctor en Medicina el 20 de junio de 1928. Posteriormente el 1 de mayo de 1934, después de tres años de estudio de postgrado, recibe el título de Especialista en Enfermedades de la Infancia en la Escuela de Pediatría, que fue creada por el profesor Dr. Ángel Arturo Aballí Arellano en 1926 y que pertenecía a la Cátedra de Clínica y Enfermedades de la Infancia de dicha Universidad.

Estuvo trabajando como médico en el servicio de esa Cátedra en el hospital “Nuestra Señora de las Mercedes” desde el mismo año de su graduación hasta 1934 en que se hizo especialista. Desde 1931 trabajaba también en el “Instituto del Niño” donde permaneció hasta el año 1962.

Obtuvo por concurso oposición la plaza de jefe de clínica del Sanatorio Infantil Antituberculoso “Ángel Arturo Aballí” en el año de su fundación (1944). En esa institución pediátrica estuvo laborando hasta su muerte, acaecida el 22 de marzo de 1983, pues aún ese día había asistido al hospital donde durante tantos años trabajó incansablemente y donde se desempeñó en diferentes responsabilidades asistenciales y académicas, como la de jefe del servicio de Neumología Pediátrica durante varias décadas.

Fue miembro del Grupo Nacional de Pediatría desde su fundación en 1960. En 1961 se le nombró como profesor auxiliar en el Departamento de Pediatría de la Universidad de La Habana. Fue uno de los primeros profesores de la Facultad de Medicina en la Universidad de Santiago de Cuba (1964). En 1967 se le otorgó el título de especialista de segundo grado en Pediatría. Integró el colectivo de autores que redactó la Primera Norma de Diagnóstico y Tratamiento en Pediatría en 1969, específicamente fue responsable del capítulo dedicado a las enfermedades el aparato respiratorio. Igual responsabilidad tuvo en la segunda edición que se realizó en el año 1974 y en la tercera en 1980.

En 1974 el profesor Dr. Mir del Junco recibió el título de Miembro de Honor de la Sociedad Cubana de Pediatría, de la cual había sido presidente en el período 1964-1965.

En mayo de 1975 fue admitido como miembro de la Sociedad Internacional de Asmología (Interasma). A partir de ese año fungió como vocal de la directiva de la Sección de Fibrosis Quística de la Sociedad Cubana de Pediatría hasta su muerte. Además perteneció a otras sociedades científicas: Academia Americana de Pediatría, Colegio Americano de Médicos del Tórax, Sociedad Cubana de Alergología y Sociedad Cubana de Neumología y Tisiología.

Fue nombrado profesor titular de Pediatría en la Universidad de La Habana en el año 1977. Estuvo al frente de la redacción de los temas de Neumología Pediátrica en el texto para estudiantes titulado: Temas de Pediatría. Se desempeño como tutor y asesor de múltiples trabajos de terminación de la residencia en esta especialidad. Fue presidente del tribunal para exámenes estatales de especialistas de primer grado en Pediatría durante más de 20 años.

Publicó más de 70 trabajos científicos en distintas revistas nacionales y extranjeras. Participó en más de cien jornadas y congresos en Cuba y otros países. Compareció en varias ocasiones ante las cámaras de la televisión cubana en el programa Ciencia y Salud, donde trató temas como la Tuberculosis en el niño y las infecciones respiratorias agudas y crónicas del paciente pediátrico. Formó parte activa del comité de asesores de la Revista Cubana de Pediatría.

Recibió la Orden al Mérito “Manuel Fajardo” otorgada por el sindicato nacional de trabajadores de la salud por 25 años de servicio, la Medalla 250 Aniversario de la Universidad de La Habana, diploma de reconocimiento al mérito por 35 años de labor ininterrumpida en el hospital pediátrico “Dr. Ángel Arturo Aballí” de La Habana, entre otras condecoraciones y reconocimientos por su entrega y dedicación al servicio del paciente pediátrico y a la enseñanza de la Pediatría.

El 30 de septiembre de 1980 hizo el panegírico del profesor Aballí en el Consejo Nacional de Sociedades Científicas en ocasión de celebrarse el centenario del nacimiento del Padre de la Pediatría en Cuba.

A pesar de que también fue intervenido quirúrgicamente de una gastrectomía subtotal con vaguectomía por úlceras gástricas sangrantes nunca dejó de cumplir sus deberes asistenciales, académicos, hasta el último momento de su fructífera vida.

En 1982, un año antes de su muerte, se le confirió el título de Profesor Emérito de la Universidad Médica de La Habana.

El Dr. Mir del Junco, además de ser un pediatra célebre es también un paradigma de exigencia, disciplina y entrega para todas las generaciones de pediatras cubanos.


Noticias relacionadas