Gurriel el Mejor del Mes, Yordan Álvarez el Novato de julio.

Julio queda para la historia en las hojas de servicio de Yuli Gurriel y Yordan Alvarez. Los separan 13 años de vida, pero los une un momento tremendo que recordarán por siempre. El primero fue elegido Jugador del Mes en la Liga Americana, el segundo como el Mejor Novato en igual período.

De alguna manera extraña ambos contradicen la aseveración de que la pelota cubana está en crisis de manera global, cuando sería mejor decir que la crisis habita en la estructura de la pelota de la mayor de las Antillas y no en su capacidad para generar talento, aunque se manifieste en otra dimensión y geografía.

Gurriel y Alvarez brillan en un instante alto para la embajada cubana en las Mayores. Ya son 28 los cubanos que han pisado un terreno de la gran carpa en el 2019 y pudiera alcanzarse o rebasarse el récord de 30 cuando en septiembre se expandan los rosters.

Jorge Soler se acerca a los 30 cuadrangulares con sus 28, al igual que José Abreu con sus 23 y Yasiel Puig con sus 22. Yasmani Grandal suma 19, José Iglesias vive una temporada excelente desde todo punto de vista, Aroldis Chapman está a dos rescates de los 30 y Raisel Iglesias suma 21 salvamentos con un club que le ofrece pocas oportunidades de trabajar en la novena.

De cantidad y calidad, los cubanos tienen mucho que decir, pero quizá ninguno ofrezca una dinámica como la establecida por Gurriel y Alvarez en este julio caliente y en un equipo al rojo vivo como los Astros de Houston, ahora mismo el más fuerte candidato a ganar la Serie Mundial con la llegada de Zack Greinke.

Gurriel se convirtió en el primer pelotero de la franquicia texana en conquistar el Jugador del Mes desde Alex Bregman en junio del 2018. Su robusta ofensiva se resume en esto: .398/.427/.837, con 12 jonrones, siete, 31 impulsadas y 18 anotadas en 24 juegos.

Cuando julio abrió su calendario, Gurriel conectaba para .267 y para el 31 del mes había elevado su promedio a .299. En ese lapso, solo Mike Trout tenía más vuelacercas (13) que el cubano y solo Rafael Devers le superaba en impulsadas (34).

Sencillamente impresionante lo que está logrando el veterano en un momento en que la mayoría de quienes pasan los 35 años miran con preocupación el movimiento que clama por juventud y solo juventud en la mejor pelota del mundo. Estrella en Cuba, Japón y las Mayores, lo de Gurriel es digno de aplauso.

Alvarez, por su parte, está haciendo méritos para terminar como el mejor de los debutantes en la Americana, pese a no haber comenzado la temporada y haber llegado solo después de imponer unos números en la granja de Houston imposibles de soslayar.

Desde que pusiera un pie en Houston el 9 de junio, Alvarez ha sido una sensación que julio explotó con una línea ofensiva de .333/.419/.627, además de 12 extra bases -incluidos cinco jonrones- y 15 impulsadas en 21 encuentros. Ya acumula 13 palos de vuelta entera y 39 remolcadas, mientras su OPS se eleva a 1,120, un número reservado solo para los súper dotados con el madero.

Alvarez dejó atrás una marca de 34 impulsadas en los primeros 30 juegos que pertenecía a Albert Pujols y con apenas 22 años tiene el mundo en la palma de sus manos si sigue sacudiendo el bate de esta manera.

Y sí, sin duda, el béisbol en Cuba hace aguas desde hace rato, como bien lo demostró lo sucedido en los Panamericanos de Lima 2019, pero el que representa a la isla en Grandes Ligas goza de un tremendo momento, con un presente sólido y un futuro asegurado.

El Nuevo Herald

Yulieski Gurriel Castillo


Jugador de béisbol cubano que juega para los Astros de Houston de la MLB. «El Yuli», como se le dice cariñosamente, juega en la tercera base y también la segunda pero se reconoce más por su bateo. Hijo de Lourdes Gourriel otrora estelar del equipo de Cuba. Desde muy joven integra la selección nacional donde ganó un puesto en los Juegos Panamericanos de Santo Domingo 2003. Durante el Clásico Mundial fue llamado "el fenómeno" por los comentaristas de ESPN, al terminar el torneo formó parte del equipo todos estrellas.