Guillermo
Barreto

Guillermo Barreto
El loro, Barretico, pata de loro
Nacimiento:  
11
/
8
/
1929
Fallecimiento:  
14
/
8
/
1991

Percusionista de origen cubano. Llegó a ser un notable percusionista, uno de los mejores de todos los tiempos. Se convirtió en un extraordinario percusionista que se destacó como uno de los grandes bateristas cubanos desarrollando una riquísima carrera musical.

Nació en La Habana. Las primeras clases de música las recibió de su padre. El piano lo estudió durante tres años: 1943-1946, con el maestro Rafael Ortega. Años después diría Barreto:

«...no imagino a un buen percusionista ajeno al piano. Hay una enorme ligazón entre este instrumento y la batería. Trabajan juntos, con el bajo. En la actualidad, ese conocimiento me ayuda mucho en los arreglos. Y siempre lo toco un poco. Quizás soy un pianista frustrado».

Sobre sus cualidades como percusionista expuso Armando Romeu: «En la percusión no todo se estudia en los libros. Y él tiene un oído musical privilegiado. [...]. Es un lector de particella excelente y entiende cualquier cosa, a primera vista. Hace más de cincuenta años que dirijo orquestas y no resulta fácil hallar un percusionista de su talla [...]. Uno de sus mayores valores está en la estabilidad rítmica. Como sabe trabajar con orquestas grandes, respalda por completo la sección de metales. Por ejemplo, en los arreglos de jazz por lo general las trompetas están agudas y si detrás no tiene un baterista capaz de respaldarlas, con la misma fuerza, surge un desbalance. Eso no sucede con Barreto [...].» «Mi instrumento preferido —dijo Barreto— es el drum. Es emocionante, carismático. Sin embargo, en el mundo me conocen más como timbalero.»

Primero aprendió el drum; en los años 40 tocó batería en la orquesta de Cabaret Tropicana que entonces dirigía Armando Romeu. Más tarde trabajó en la orquesta de Sans-Souci, al frente de la cual estaba Rafael Ortega.

En 1957 entró en la orquesta de Bebo Valdés que actuaba en el Sevilla Biltmore.

Sobre la importancia del percusionista como acompañante, especificaría Barreto:
«Nunca me han interesado los solos. Me gusta trabajar con grupos. Soy un percusionista acompañante y lo disfruto ofreciéndole una base al solista, para que se sienta bien. A eso los norteamericanos le llaman “mantener el tiempo”. Evito “tirar palos por gusto” [...]. Uno no puede cubrir, con un supuesto virtuosismo en la percusión, a un cantante u otro instrumento solista. Uno de los aportes fundamentales de la percusión reside en el respeto a la melodía [...]. Hay que tocar con garbo. Saber manejar una medida de decibeles, para no molestar con nuestra interpretación [...].»

Barreto trabajó en Radio Lavín, Cadena Habana y Mil Diez, con las orquestas de Obdulio Morales, Mariano Mercerón, Generoso Jiménez y Roberto Valdés Arnau. En Tropicana y Sans-Souci actuó junto a Nat King Cole, Lucho Gatica, Johnny Richards, Stan Getz, Tito Puente, Tommy Dorsey y Billo Frómeta; sustituyó en una ocasión al percusionista Buddy Rich, de la orquesta de Tommy Dorsey.

Con la Orquesta Sinfónica Nacional fungió como solista en las obras Dos conceptos del tiempo, de Leo Brouwer, y en Ad libitum, de Sergio Vitier, bailada por Alicia Alonso y Antonio Gades.

Además, formó parte de los grupos Los Amigos, de Frank Emilio, y ORU, dirigido por Sergio Vitier.

Durante los 40 años de vida artística "Barretico" tocó con muchos de los grandes músicos cubanos entre los que se incluyen:
Bebo Valdés (piano); Virgilio Vixama, Rafael 'Cabito' Quesada, Gustavo Mas (saxofóne); Alejandro 'El Negro' Vivar, Luis Escalante (trompeta); Generoso Jimenez 'El Tojo' (trombón); Enrique 'Kike' Hernandez (guitarra bajo); Rolando Alfonso (congas), Amelita Frades, Amado 'Guapacha' Borcela, Eddy Alvarez, Fernando Alvarez, Miguelito Cuni, Omara Portuondo, Orlando Vallejo, Pacho Alonso, Pío Leyva, Rolando LaSerie, Celeste Mendoza (vocalistas), Tata Güines (tumbadora), Papito Hernandez (bajo), Gustavo Tamayo (guiro), Frank Emilio Flynn (piano), Orlando Lopez (bajo), Guillermo Valdes (tumbadora, bongo), Carlos Emilio (guitarra eléctrica).

Sin abandonar Los Amigos fue uno de los grandes fundadores de la Orquesta Cubana de Música Moderna, junto a Chucho Valdés, Enrique Plá, Paquito de Rivera, Carlos del Puerto, y Carlos Emilio Morales. Los “duelos” entre Plá y Barreto fueron antológicos. Esa orquesta refrescó el panorama musical isleño pletórico de ritmos (Mozambique, Pilón, Pa´ca, Simalé, Dengue) y sacó a la palestra a jóvenes músicos que harían época en años posteriores.

Barreto siguió su decurso y ofició de productor en los discos Aché y Aché II, de su compañera en la vida Merceditas Valdés.

Hilario Duran le presentó a la flautista canadiense Jane Bunnett. Ambos participaron en su famosa grabación "Spirits of Havana".


Noticias relacionadas