Ernesto
Guevara
de la Serna

Ernesto Guevara de la Serna
Ché, Guerrillero heroico
Nacimiento:  
14
/
6
/
1928
Fallecimiento:  
9
/
10
/
1967

Guerrillero argentino-cubano, luchador incansable por la libertad de los pueblos oprimidos del mundo

Nace en Rosario, Argentina Ernesto Guevara de La Serna, hijo primogénito de Celia y Ernesto. Fueron sus hermanos Celia, Roberto, Ana María y Juan Martín.

La mayor parte de su niñez, su adolescencia y primera juventud transcurren en Alta Gracia –a donde llega la familia en busca de un clima propicio para contrarrestar el asma de Ernesto-, y Córdoba donde concluye sus estudios secundarios. Ávido lector desde su infancia, poseedor de una vasta cultura, a los diecisiete años comienza a redactar un Diccionario de Filosofía, materia de interés a lo largo de su vida.

En 1947, la familia se traslada a Buenos Aires y con posterioridad lo haría él mismo. Ese mismo año inicia sus estudios de medicina. Para 1950, decide realizar un viaje por el norte de su país en una bicicleta, a la que acopla un motor. Recorre más de cuatro mil kilómetros a través de doce provincias. Junto a sus amigos crea la revista deportiva Tackle.

Trabaja además como enfermero en barcos mercantes, en oficinas de la Municipalidad de Buenos Aires y en la clínica del doctor Pisani, considerado por esa época, el mejor alergista de Argentina. Esta experiencia le serviría en el futuro para realizar y publicar trabajos de investigación.

A fines de 1951, en compañía de su amigo Alberto Granado y de la Poderosa II, moto en la que imaginaban transitar por toda América, emprenden un histórico viaje que los llevaría a recorrer Chile, Perú, Colombia y Venezuela. A su regreso en julio de 1952, Ernesto apunta en sus anotaciones personales que “ese vagar sin rumbo por nuestra mayúscula América, me ha cambiado más de lo que creí”.

Ya en Buenos Aires, en apenas un año, concluye sus estudios de medicina, y un mes después, en julio de 1953, comienza su segunda travesía por el continente, con un plan inicial que modificaría y que lo conduciría a una total transformación. Bolivia, Perú, Ecuador, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, El Salvador y finalmente, Guatemala son los países que recorre esta vez.

A esa singular experiencia, se le añade un acontecimiento de repercusiones inimaginadas, el encuentro con cubanos, asaltantes del Moncada y exiliados en Guatemala. Entro ellos, sobresale Ñico López, joven revolucionario, con el que se produce una total afinidad y el conocimiento primario de los objetivos que persigue Fidel Castro, líder del Movimiento para alcanzar la plena independencia de Cuba.

En junio de 1954 la Revolución guatemalteca es derrocada y Ernesto se traslada a México, donde se encuentra nuevamente con Ñico López, quien lo conduciría a Raúl Castro, a través del cual conoce a Fidel, cuando en junio de 1955, es liberado de la prisión en Cuba. Encuentro determinante que lo vincularía definitivamente con la Revolución cubana y con el firme propósito de llevar una expedición a Cuba.

En México Ernesto contrae matrimonio con la peruana Hilda Gadea y nace su primera hija, Hilda Beatriz Guevara Gadea.

El 2 de diciembre de 1956 llega a Cuba el yate Granma con 82 guerrilleros a bordo, entre ellos Ernesto Guevara. Rápidamente el Che, como comienzan a llamarlo los cubanos, se convierte en un táctico y estratega insuperable, demostrado en toda su trayectoria de lucha. Por su capacidad y arrojo combativo, es el primero en ser nombrado por Fidel, Comandante de la Sierra Maestra, Jefe de la Columna 4 y responsable de la Escuela de Reclutas “Ciro Redondo” en Minas de Frío.

Ejemplo, multiplicidad e integralidad lo distinguen cuando desde sus enormes responsabilidades edita el periódico El Cubano Libre en 1957. Con el seudónimo de Francotirador redacta diversos artículos, en permanente labor educativa, y en febrero de 1958 funda Radio Rebelde. Así mismo, crea pequeñas industrias de guerra, con el fin de satisfacer necesidades primarias de la contienda.

Fidel lo nombra además Jefe de la Columna Invasora No. 8 “Ciro Redondo”, que tuvo como objetivo esencial cortar los suministros del ejército de la dictadura a las provincias orientales, agrupar las fuerzas revolucionarias del territorio de Las Villas y tomar el mando de la misma.

La invasión se inicia el 31 de agosto de 1958 y le continúa la histórica Campaña de Las Villas, con la toma de sus principales ciudades hasta finalizar en la Batalla de Santa Clara y la claudicación de las tropas enemigas el 1 de enero de 1959.

Al Triunfo de la Revolución, por órdenes de Fidel, parte hacia La Habana para ocupar la Fortaleza de San Carlos de La Cabaña y llega allí al frente de su columna el 3 de enero. A partir de esa fecha, se le asignan múltiples responsabilidades de estado y de gobierno, primero como Jefe Militar de La Cabaña y de Capacitación del Ejército Rebelde, posteriormente, Jefe del Departamento de Industrialización del Instituto Nacional de la Reforma Agraria, Presidente del Banco Nacional de Cuba, Jefe Militar de la Región de Occidente, Ministro de Industrias, Miembro de la Dirección del Partido, con responsabilidades en la Junta Central de Planificación (JUCEPLAN). Se le otorgó la ciudadanía cubana, el título Doctor Honoris Causa en Pedagogía y fue nombrado Hijo Adoptivo de Cabaiguán y Fomento.

En junio de 1959 contrae matrimonio con la combatiente villareña Aleida March con la que llegaría a formar una familia de cuatro hijos, Aleida, Camilo, Celia y Ernesto.

En el ámbito militar, como jefe de la región occidental, durante la invasión mercenaria norteamericana por Playa Girón, establece la jefatura en Pinar del Río, al igual que en la Crisis de Octubre, donde ubica el mando en la cueva Los Portales, en esa misma provincia.

Como Ministro de Industrias sentó las bases del desarrollo industrial del país, multiplicando la inauguración y ampliación de fábricas. Con una visión integral de la construcción socialista desarrolló e implantó el Sistema Presupuestario de Financiamiento, donde se conjugaba de manera armónica el desarrollo productivo y el desarrollo de la conciencia.

El legado de su pensamiento teórico, dinámico y creador, lo dejó plasmado en numerosos artículos y revistas, en ediciones nacionales e internacionales. Fundó las revistas Verde Olivo, Nuestra Industria y Nuestra Industria Económica. Publica los libros Guerra de guerrillas y Pasajes de la guerra revolucionaria, además de documentos de trascendencia universal como “El socialismo y el hombre en Cuba” y el mundialmente conocido “Mensaje a la Tricontinental”.

Desde 1959 desempeña diversas funciones dentro de la política exterior de la Revolución cubana. Viaja al frente de numerosas delegaciones, destacándose el recorrido que realiza en 1959 a los países que conformaban el Pacto de Bandung, antecedente del Movimiento de los No Alineados; la firma de convenios comerciales con los países socialistas en 1960: su participación en conferencias internacionales (Consejo Interamericano Económico Social, Punta del Este 1961; Conferencia de Comercio y Desarrollo de la ONU, Ginebra 1964; XIX Asamblea de la ONU, New York 1964; Seminario de Planificación, Argel 1963 y 1965.)

Después de su intervención en Naciones Unidas, el 11 de diciembre de 1964, inicia un extenso periplo por el continente africano, en el que se entrevista con un grupo de dirigentes revolucionarios de diversos países de esa región. Este es el preludio de su lucha internacionalista en el Congo.

En 1965 comienza un nuevo ciclo en su vida, signado por el internacionalismo revolucionario, primero en las selvas del Congo, a partir de abril y por espacio de siete meses. En 1966 regresa secretamente a Cuba y parte el 23 de octubre de ese mismo año hacia Bolivia para consagrarse a la causa de la liberación de América Latina. La esencia de sus ideales fue plasmada en las cartas de despedida que escribe a Fidel, a sus padres e hijos.

En Bolivia comanda el Ejército de Liberación Nacional, librando numerosos combates durante los once meses en que se extiende la contienda, contra un ejército entrenado y armando por asesores norteamericanos. El 8 de octubre de 1967 es herido en combate, apresado en la Quebrada del Yuro y asesinado al día siguiente en La Higuera, por órdenes de la CIA y del Alto Mando del Ejército boliviano.

Su cadáver fue sepultado en una fosa común en Vallegrande, con el resto de los guerrilleros caídos en el combate de la Quebrada del Yuro o asesinados en la escuela de La Higuera.

Durante treinta años sus restos permanecieron sepultados en esa localidad, hasta la fecha de su hallazgo el 28 de junio de 1997. El 12 de julio de ese mismo año, fueron trasladados a La Habana y posteriormente en solemne homenaje de todo el pueblo de Cuba, depositados el 17 de octubre en el Mausoleo de la Plaza Che Guevara de la ciudad de Santa Clara. Ese día Fidel dijo que los recibía como “compañeros heroicos del destacamento de refuerzo”.


Noticias relacionadas

El Centro de Estudios Che Guevara y Ocean Films estrenan este 14 de junio en la ciudad de Santa Clara el documental "Ernesto Che Guevara: páginas de una vida" con imágenes inéditas del revolucionario universal y el testimonio de su compañera Aleida March de la Torre.