Telmary
Díaz
Fernández

Telmary Díaz Fernández
Rapera cubana
Nacimiento:  
10
/
3
/
1977

Telmary se dio a conocer como integrante del grupo rapero Free Hole Negro, y luego por su trabajo junto al cantautor William Vivanco, hasta convertirse en una de las figuras centrales del grupo Interactivo que dirige Roberto Carcassés.

En el 2004 decide lanzar su imagen como solista, con un concierto que tituló Que como tengo la tierra tengo Yemayá, acontecido en la Casa de las Américas, el 16 de abril de ese año, ocasión en la que estuvo acompañada por sus compañeros de Interactivo.

Fusión es un término que se aviene al trabajo musical de Telmary, rapera por excelencia, aunque ella prefiere llamarse "poeta de la calle", es muy sabia para articular una mezcla de sonoridades y formas de decir, en las que también convergen la rumba y toda la herencia afrocubana, el reggae, los rezos, triphop y jazz poet, rock and roll, jazz, y mucho más, para verificarse como una interesantísima huella dentro de la mejor creación popular contemporánea. Sus temas seducen e invitan al baile, y al mismo tiempo convidan a la meditación en torno a la realidad contemporánea.

Telmary ha participado en numerosas producciones discográficas como los álbumes de Yusa, Francis del Río, X Alfonso, Gema y Pavel, y Aceituna sin hueso. Fue decisivo su quehacer en el CD Goza Pepillo, que resultó Gran Premio Cubadisco 2006.

Su debut discográfico como solista se concretó en el año 2006 con el CD A diario (BIS Music), producido por Yusa y Roberto Carcassés, álbum de quince temas que contó con la colaboración de más de 50 músicos, entre los que se cuentan sus inseparables amigos de la banda Interactivo, e invitados como los integrantes del grupo español Ojos de Brujo, Javier Ruibal Jr, Haydeé Milanes, Athanay, Kumar, Mayito Rivera de Los Van Van, y Descemer Bueno, entre otros destacados artistas. El disco fue lanzado casi simultáneamente en Cuba y en Canadá.

Telmary se ha presentado en escenarios de Europa junto a la banda Interactivo, y como parte de la promoción del CD “A diario” ha actuado en Canadá y Japón.

Al referirse a Telmary, el aguzado y conocedor periodista cubano Joaquín Borges Triana, en su artículo Raperas cubanas – Una fuerza natural, sentenció: Para mí, ella representa entre los cubanos lo más cercano a la figura de lo que internacionalmente se ha dado en llamar jazz-poet. En su discurso, se siente que junto a una moyubba se integran frases en spanglish, elementos del repentismo y un tipo de versificación que no se empeña a toda costa en la rima por la rima sino que persigue una poesía más profunda, que siempre nos está diciendo algo… Si bien los tópicos urbanos de perfil callejero son fundamentales en su poética, cuando es necesario Telmary hace gala de una sólida formación intelectual.

Quienes han tenido la vivencia de apreciar alguna de sus actuaciones en vivo, armonizan en la opinión de que Telmary, con su sensualidad y su decir afilado y sincero discurriendo argumentos cual cascada, hace germinar, hecho música, un bálsamo infalible para el espíritu humano.

Rezo, el primer tema que escribió sola en su totalidad, inaugura el disco con una invocación a Elegguá en la voz de Descemer Bueno. ''Los cantos a los orishas son una de las raíces del hip hop cubano, junto al repentismo'', opina Díaz, refiriéndose a los ritmos afrocubanos y a la improvisación de décimas, típica de la música campesina. Para ella, quienes cultivan el género en la isla deben inspirarse en estas manifestaciones autotóctonas y no en los raperos norteamericanos.

Fiesta nació de la amistad. Telmary llegó a casa de Athanai —''el rapero blanco'', como lo llama— en España, y éste la recibió con el saludo: ''Fiesta, para que te la sientas''. "Salió muy orgánicamente. Le dije 'es un coro', y nos encerramos en el estudio y grabamos Fiesta''.

Pa' que vuelva lo escribió de un tirón en una cabina telefónica de Madrid. Dedicado a Frank, un baterista que hoy es su pareja, y enriquecido con el saxofón de Ariel Bringuez, surgió de una noticia desgarradora. ''Me enteré de que se había quedado en Canadá'', recuerda acerca de lo que le comunicó Frank desde el otro lado del Atlántico. "Luego me dijo: 'Sigamos juntos y verás que la vida nos va a unir'''.

Un viejo amor, William Vivanco, la acompaña interpretando Mr. God. Compuesto por ambos, el tema incluye parte de la letra en inglés, idioma que Díaz aprendió cuando estudiaba Lengua y Literatura Inglesa en el Instituto Pedagógico de La Habana.

Marilú, compuesto por Juan Formell, tiene nuevos arreglos de Díaz para A diario y la voz de Mayito Rivera, de Los Van Van. ''Mi mamá se llamaba Marilú, era periodista de Radio Rebelde, y falleció en 1985. Fue amiga de Formell y siempre bailaba esta canción'', comenta la cantante, que desde niña escribía poesía y soñaba con ser periodista como su mamá, aunque también tenía habilidades para las ciencias e incluso llegó a ganar un concurso nacional de Física.

Sueño brujo, con el grupo español Ojos de Brujo, mezcla el flamenco con el hip hop. La fusión apasiona a Díaz, que además de ''poeta de la calle'' acepta llamarse jazz poet porque la improvisación y libertad del jazz la apasionan. Si de algo se precia en sus diferencias con los clásicos intérpretes del hip hop es de tocar siempre con músicos en vivo. También se aparta de la agresividad de la mayoría de las letras.

''Ustedes quieren que me ponga roja y grite. Con mi femineidad voy a lograr que me escuchen igual; equilibrar es la palabra clave'', dice, negándose a imitar a los raperos hombres.

La sensualidad de su voz, los sombreros, pañuelos, turbantes y las prendas artesanales que viste, las mismas que fabricaba con sus manos y que en un tiempo le ayudaron a pagar la renta —en dólares— en Cuba, reafirman que disfruta ser mujer.

''La parte sensual me sale natural. Es lo bueno de no haber estudiado música. No estoy atrapada por ningún tono ni técnica. Soy una persona de palabras'', confiesa.

El gusto por ''actuar'' las palabras cuando canta le ha abierto puertas a filmes como Habana Blues, del español Benito Zambrano, y a Alborada Carmesí, una película de suspenso colombiana filmada en parte en La Habana por el periodista Luis Hernán Reina.


Noticias relacionadas

Telmary: En video, FlashMob “Habana que Danza”

Telmary y Habana Sana, y el joven rapero Frank Pedroso, director del grupo Ron con Cola, estrenaron el tema FlashMob «Habana que Danza», un sentido homenaje a los 500 años de la capital de todos los cubanos.

El...

Telmary y HabanaSana triunfan en México

La cantante Telmary Díaz fue seleccionada entre 600 artistas para participar en la Feria Internacional de Música Fimpro, en Guadalajara, México, y su actuación junto a la banda HabanaSana fue considerada como una muestra de...