Enrique
Pineda
Barnet

Enrique Pineda Barnet
Nacimiento:  
28
/
10
/
1933

Director y guionista de cine y video cubano, que ha incursionado en un amplio espectro de manifestaciones artísticas (teatro, danza, ballet, poesía, narrativa), y cuenta con una notable labor pedagógica. Premio Nacional de Cine 2006.

Desde edad temprana sintió una profunda inclinación hacia el arte que lo condujo a explorar diversas manifestaciones. Tal es el caso del teatro, al cual se integra con bríos en la década del cincuenta. Fundador de la Sociedad Cultural Nuestro Tiempo, se vinculó a Teatro Estudio, adentrándose en la dramaturgia y la dirección de puesta en escena. En esos años, protagonizó como actor la obra Lila la mariposa, de Rolando Ferrer, con la Compañía Las máscaras, y su obra El Juicio de la Quimbumbia obtuvo mención en el premio Casa de las Américas 1960. Interesado igualmente en la literatura, fue merecedor del importante Premio Nacional de Literatura Alfonso Hernández Catá (1953).

Por otra parte, antes de 1959, Pineda Barnet emprendió una intensa labor en los medios de comunicación masiva, primero en la radio y más tarde en la televisión, donde asumió la realización de guiones y la dirección de programas de corte heterogéneo, además de una larga y laureada experiencia en predios publicitarios, todo lo cual sedimentó una sólida plataforma técnica para su inserción futura en la cinematografía.

Tras el triunfo de la Revolución Cubana, Pineda Barnet asumió tareas disímiles durante un periodo breve hasta que, a finales de 1962, se incorporó al Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográfico (ICAIC), donde comenzó con presteza una carrera cinematográfica marcada por la diversidad: documentales, largometrajes y cortometrajes de ficción, algunos signados por su carácter experimental, fueron sus más tempranas propuestas.

En 1964 estrenó su filme Giselle, película que, según palabras de Pineda Barnet "trata de fijar para el futuro la creación de Alicia Alonso y de su grupo en Giselle". El equipo de realización, más que asumir una postura estática de "espectador ideal" que documenta el quehacer de una de las piezas emblemáticas interpretadas por el Ballet Nacional de Cuba, pretendió ajustar coherentemente el lenguaje danzario a las posibilidades expresivas del cine, enriqueciendo así su espíritu y atmósfera.

Se trata de uno de los más altos tributos del cineasta a una sostenida relación con este arte, que lo ha conducido a impartir clases en el Ballet Nacional de Cuba y escribir guiones para obras como La dádiva, Tina y La caza.

Ese mismo año se desempeñó como coguionista de la coproducción cubano-soviética Soy Cuba, dirigida por Mijail Kalatazov. Centrada en cuatro historias que pretenden componer un muestrario de la vida en la Cuba prerrevolucionaria, alcanzó un extraordinario éxito de crítica durante los noventa en los Estados Unidos a raíz de una estrategia de distribución emprendida por Francis Ford Coppola y Martin Scorsese.

Desde la década del sesenta incursiónó en el cine documental y en tempranos ejercicios experimentales que permitieron incluirlo, junto a otros creadores como Santiago Álvarez Román y Nicolás Guillen Landrián, entre los más tempranos antecedentes del video arte en la isla. En este sentido, su experimento Cosmorama (1964), suerte de poema visual realizado en colaboración con el artista plástico Sandú Darié, exhibe un original tratamiento del montaje y la banda sonora integradas a imágenes de la obra de este maestro de la abstracción.

Esta línea experimental continuó en otras obras como Juventud R-2 (1968), testimonio documental de una jornada de eventos de performance, y M-S (Mejor Servicio) y El Ñame, ambos de 1970. Estas dos obras revelaron, junto a exploraciones formales referidas al montaje y la banda sonora, un agudo sentido del humor y la sátira, orientados a la crítica de arbitrariedades y formalismos propios del contexto nacional.

Su experiencia como documentalista será indisoluble de su obra de ficción, haciendo de esta amalgama un sello distintivo de sus largometrajes, que incluso contribuirá a ubicar algunas de sus obras en el linde mismo de los géneros (David, de 1967, por ejemplo). La Historia y sus protagonistas devendrán eje temático de varias de sus propuestas fílmicas. Mella (1975), recrea la trayectoria revolucionaria de Julio Antonio Mella, uno de los más sobresalientes líderes estudiantiles y antimperialistas de la etapa republicana.

Pineda Barnet decidió, si bien exhaustivamente cuidadoso de detalles de caracterización de época, incluir recursos de distanciamiento (conversaciones del protagonista con la cámara, letreros explicativos), e irrespetar deliberadamente otros imperativos de la reconstrucción histórica (edad y parecido físico del actor protagónico y Mella), en aras de mayor libertad y desenfado creativos, cuyos resultados no cuajaron con la eficacia esperada en todos los casos.

En 1979 fue la vida de dos destacadas luchadoras revolucionarias, Lidia Doce y Clodomira Acosta, sustento temático de su filme Aquella larga noche. Estructuralmente complejo, dada su apoyatura en la memoria reconstructiva, se centra en la noche de torturas a que fueron sometidas antes de su asesinato, a resultas de una delación.

Inicia los ochenta con Tiempo de amar (1983), una historia de amor enmarcada contextualmente durante la Crisis de los misiles, pero fue en la conclusión de la década cuando Enrique Pineda Barnet alcanzó su mayor éxito con La Bella del Alhambra (1989). Inspirada en la novela Canción de Rachel, del escritor cubano Miguel Barnet, narra los avatares vitales de Rachel, una corista que anhela convertirse en estrella y alcanza la fama en el renombrado teatro Alhambra. Ambientada en los años 20, el filme combina elementos del melodrama y el cine musical, articulando un homenaje plural a la tradición de teatro vernáculo y la riqueza genérica de la música cubana, sustentado, además, en una excelente dirección de actores y de arte. Esta indagación en torno a la cubanía, resultó un rotundo éxito de taquilla, con dos millones de espectadores en dos semanas, y mereció el Premio Goya de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de España en 1990.

Es también profesor universitario, escritor, periodista, crítico, publicitario y locutor. Fundador de la Sociedad Cultural Nuestro Tiempo (1952) y de Teatro Estudio, y miembro de la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), la Sociedad General de Autores de España (SGAE), la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC) y el Movimiento Nacional de Video.

Como escritor ha incursionado en la poesía, la novela, el cuento y el teatro, y ha escrito textos de números musicales. Sus cuentos y poesías han sido publicados en publicaciones periódicas de Cuba, Uruguay, Brasil, Panamá, Checoslovaquia, Italia, Siria, España, Unión Soviética y Argelia. Fue asesor y coguionista con Eugenio Evtuchenko de la coproducción cubano-soviética Soy Cuba, de Mijail Kalatozov, filmada en 1962; coguionista con Osvaldo Dragún del Crónica cubana; y asesor de Franco Solinas para el filme Quemada, de Gillo Pontecorvo. Trabajó con Glauber Rocha en el doblaje al español de Tierra en trance. Además, es autor de guiones y argumentos para ballet y danza moderna, como Los zapaticos de rosa y Tina Modotti, para Danza Nacional de Cuba, y La caza, Mariana y El bosque, para el Royal Ballet de Bélgica.

Universidades de Puerto Rico, España, Estados Unidos y otros países de América lo consideran como profesor de importantes cursos de dirección, actuación y dramaturgia. Comparte su labor de cineasta con la de profesor de la Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños. Ha participado como jurado y ponente en diversos eventos cinematográficos internacionales, e impartido cursos, seminarios, maestrías, talleres, dictado conferencias, publicado obras y exhibido filmes en universidades e Instituciones Culturales de decenas de países.

Desde la década del noventa, Pineda Barnet ha trabajado fundamentalmente fuera de Cuba en países como Puerto Rico, y entre sus obras fundamentales se encuentra el largometraje Angelito mío (1998).

En el año 2006 le fue otorgado el Premio Nacional de Cine, galardón que distingue a las personalidades más sobresalientes de la manifestación en la Isla.

En el año 2009 Con El Charentón del Buendía obtuvo la Primera Mención del Jurado en la categoría de Documental del 22 Encuentro del Movimiento Nacional de Video. Esta obra ilustra la vida cotidiana de una de las principales compañías que trabajan en la capital cubana.

El Festival de Cine de La Habana de Nueva York en el año 2010 rindió homenaje al cineasta y dramaturgo cubano por su obra de la vida.

Barnet dirige el grupo de creación Taller Arca, Nariz, Alhambre, creado hace varios años e integrado por jóvenes egresados del Instituto Superior de Arte (ISA). Sobre el nombre del grupo ha declarado: “Arca, porque rescata las cosas de las que nadie quiere hablar; Nariz, porque olfatea todo; y Alhambre, porque es al mismo tiempo comunicador y equilibrio, riesgo”. Bajo este sello ha realizado importantes cortometrajes.

Tras el filme Verde verde, un thriller psicológico sobre el tema de la seducción homosexual estrenado en el 2010, dirigió el corto Upstairs (2014) y en la actualidad labora en Aplausos, que será protagonizado por la legendaria actriz Verónica Lynn.

Principales obras
Giselle (Guión y Dirección. Ficc. 90´). 1964
Soy Cuba (Coguionista. Ficc. 110´). 1964
Cosmorama (Experimento visual y sonor. 5´). 1964
David (Guión y Dirección. Doc.). 1967
Juventud, rebeldía y revolución (Guión y Dirección. Experimento, 30´) 1968
M-S (Mejor Servicio). (Guión y Dirección. Doc. 10´) 1970
El Ñame. (Guión y Dirección. Doc. 10´). 1970
Mella. (Guión y Dirección. Ficc. 110´). 1975
Aquella larga noche. (Coguionista y Dirección. Ficc. 110´) 1979
La Bella del Alhambra. (Coguionista y Dirección. Ficc. 108´) 1989
El camello en el ojo de la aguja. (Guión y Dirección. Ficc. Experimental, 7´) 1997
Angelito mío. (Guión y Dirección. Ficc. 110´) 1998
Los tres juanes. (Guión y Dirección. Ficc. 13´) 2000
El Charenton del Buendía (2008)
La Anunciación (Ficción) 2009
Verde verde (Guión y Dirección) LM de ficción 2010
Mi Virgen de la Caridad (Guión) de Enrique Pineda Barnet y Carlos Barba Salva. Selección Oficial de Guion Inédito en el 36 Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano de La Habana 2014".
2014: Actuación en Cortometraje de ficción ¨25 Horas¨ del realizador Carlos Barba.

Premios
Premio Nacional de Cine. La Habana, 2006.
Premio Coral de Honor del 38 Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano por la obra de la vida, 2016.
Por Giselle
Uno de los filmes más significativos del año. Selección Anual de la Crítica. La Habana, Cuba. 1964.
Diploma al Mérito, otorgado por el Jurado del Dance Film Award Competition. Dance Films Association Inc. Nueva York, Estados Unidos. 1979.
Por David
Filme cubano más significativo del año. Selección Anual de la Crítica. La Habana, Cuba. 1967.
Por La Bella del Alhambra
Premio Coral de música a Mario Romeu. XI Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano. La Habana, Cuba. 1989.
Premio Coral de escenografía a Derubín Jácome. XI Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano. La Habana, Cuba. 1989.
Premio Especial del tabloide cultural El Caimán Barbudo a Beatriz Valdés. XI Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano. La Habana, Cuba. 1989.

Beatriz Valdés en La Bella del Alhambra.
Premio Goya de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de España, 1990.
Premio de Radio Habana Cuba. XI Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano. La Habana, Cuba. 1989.
Uno de los diez filmes más significativos del año. Selección Anual de la Crítica. La Habana, Cuba. 1989
Premio Caracol de dirección. Concurso de la UNEAC. La Habana, Cuba. 1990.
Premio Caracol de fotografía a Raúl Rodríguez. Concurso de la UNEAC. La Habana, Cuba. 1990.
Premio Caracol de sonido a Raúl García. Concurso de la UNEAC. La Habana, Cuba. 1990.
Premio Caracol de edición a Jorge Abello. Concurso de la UNEAC. La Habana, Cuba. 1990.
Premio Caracol de diseño de vestuario a Diana Fernández. Concurso de la UNEAC. La Habana, Cuba. 1990.
Premio Caracol de escenografía a Derubín Jácome. Concurso de la UNEAC. La Habana, Cuba. 1990.
Premio a la mejor película otorgado por la Universidad de La Habana. 1990.
Premio Girasol de la Popularidad a la mejor película. Revista Opina. La Habana, Cuba. 1990.
Premio Girasol de la Popularidad de actuación a Beatriz Valdés. Revista Opina. La Habana, Cuba. 1990.
Premio del Complejo Cultural Cinematográfico Yara. La Habana, Cuba. 1990.
Premio de actuación a Beatriz Valdés. Sección de Artes Escénicas de la UNEAC. La Habana, Cuba. 1990.
Mejor filme y Mención Especial de mejor actuación femenina a Beatriz Valdés. Festival Internacional de Cine de Troia. Portugal. 1990.
Aspirante al Oscar a Mejor Película Extranjera, 1991.
Premio Mano de Bronce en Festival Latino de New York, 1991.
Premio Pitirre en Festival Cinemafest de San Juan, Puerto Rico, 1991.
Premio El Mégano de la Federación Nacional de Cine Clubes. La Habana, Cuba. 1991.
Premio Quebracho (del público). Festival Cinematográfico Internacional de Ciudad de Asunción]. Paraguay. 1991
Por El Charentón del Buendía
Premio Nacional de Edición a Ilka Valdés. 22 Encuentro del Movimiento Nacional de Video. La Habana, Cuba. Junio, 2009.
Primera Mención del Jurado en la categoría de Documental. 22 Encuentro del Movimiento Nacional de Video. La Habana, Cuba. Junio, 2009.
Le fue entregado el Coral de Honor del 38 Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano, por la obra de la vida, 2016.

Ostenta las medallas “Raúl Gómez García” y “Félix Elmuza”, la Distinción por la Cultura Nacional y el Premio Nacional de Cine 2006.


Noticias relacionadas

La Habana y el cine cubano, en muestra audiovisual madrileña

“La Habana es una ciudad mágica y cuando digo esto no me refiero al espacio geográfico, sino a la gente, al habanero, a ese conglomerado que da rostro diverso a la ciudad”, declaró Fernando Pérez, director de Suite Habana (...