Antonio
Pacheco
Masó

Antonio Pacheco Masó
Gran Capitán, Capitán de Capitanes
Nacimiento:  
4
/
6
/
1964

Pelotero cubano, titular de la segunda base, cuyas actuaciones son calificadas de sobresaliente en el Béisbol cubano. Implantó récord en hits al conectar dos mil 356. Gloria Deportiva y único pelotero cubano que vistió los uniformes de la selección nacional en todas las categorías.

Nace en Palma Soriano, provincia de Santiago de Cuba.

Debutó en la cita continental de Caracas 1983 como suplente de los jugadores de cuadro, pero una lesión de Alfonso Urquiola le permitió disputar varios partidos. El ex internacional había debutado sólo unos días antes con la casaca nacional durante la Copa Intercontinental disputada en Amberes, Bélgica, en la cual también alcanzó la medalla de oro.

En la lid venezolana, Pacheco, que entonces tenía 19 años, tuvo como compañeros de selección, entre otros, a Víctor Mesa, Lourdes Gourriel, Pedro Jova, Braudilio Vinent, Rogelio García, Antonio Muñoz y Luis Giraldo Casanova.

Los cubanos dominaron la lid, pese a la presencia de una poderosa escuadra estadounidense, en la cual militaba entre otros Mark McGwire, quien después escribiría inolvidables páginas en Grandes Ligas como jonronero antes de enrolarse en un escándalo de dopaje.

Con la intención de mantener el dominio en el deporte de las bolas y los strikes que atesoraba desde Cali, Colombia, en 1971, la Isla formó otro elenco poderoso para Indianápolis 1987 y Pacheco volvió a ser puntal esta vez lo acompañaron Orestes Kindelán , Lázaro Vargas Álvarez, Alejo O'Rreilly, Omar Linares y los ya conocidos Víctor Mesa, Lourdes Gourriel y Jorge Luis Valdés, entre algunos otros talentosos jugadores. Para entonces, Pacheco se había ganado la titularidad en la segunda base gracias a un juego sobrio y una ofensiva poderosa, para relegar al banquillo al resto de los aspirantes.

En La Habana 1991, convertido ya en capitán del equipo, fue puntal, otra vez junto a Kindelán, Mesa y Linares, gracias a los cuales la selección cubana alargó la racha de títulos y dejó la medalla de oro en casa.

A Mar del Plata 1995 Pacheco llegó como un consagrado, con un título olímpico y el aval de haberse convertido en uno de los bateadores más consistentes en los torneos locales y fuerte candidato para quebrar varios records absolutos. En el balneario argentino el béisbol cubano volvió a sonreir y el flemático jugador, obtuvo la cuarta corona a la edad de 31 años.

Para Winnipeg 1999 la salud le jugó una mala pasada, quien a pesar de estar incluido en la nómina oficial tuvo que dejar la titularidad de la segunda base en manos de Juan Padilla. En la urbe canadiense Cuba se jugó la clasificación para los Juegos Olímpicos de Sydney 2000, la cual ganó en el partido de semifinales ante la poderosa selección local. Al final, la escuadra cubana regresó con el título y el todavía capitán de la novena cubana sumó la quinta corona consecutiva, una actuación que ningún otro pelotero logró igualar en la historia Panamericana.

Jugó por última vez con la selección nacional en la Copa Intercontinental de Taipei de China 2001, después de dejar una impresionante hoja de servicios en lides del patio y foráneas, en ambas matizadas por muchos títulos, entre ellos dos olímpicos. Después incursionó en el béisbol amateur en Japón, de donde regresó para dirigir a la escuadra de Santiago de Cuba, desde el 2005, a la cual llevó a tres finales consecutivas con dos títulos, 2005 y 2007.

La carrera de 22 campañas nacionales, lo dejó entre los 10 primeros en veces al bate, carreras anotadas, dobles, impulsadas, promedio de bateo y puntero en hits, al conectar dos mil 356, un récord que, al parecer, perdurará por muchos años más.

Fue él único pelotero cubano y tal vez del mundo que vistió los uniformes de la selección nacional en todas las categorías, a partir de la edad infantil. Esa primera oportunidad fue en 1974, sin haber cumplido la edad de 10 años. La última tuvo lugar en el 2001, en Taipei de China, sede de la XXXIV edición del Campeonato Mundial. La estabilidad de Pacheco en los distintos equipos representativos de Santiago de Cuba lo llevó a convertirse en una importante bujía

Desde 1982 fue el capitán Santiago de Cuba y cumplió similar responsabilidad en la selección nacional a partir de 1986. Sus actuaciones merecen el calificativo de sobresalientes a lo largo de 22 temporadas de permanente quehacer. En Cuba es el dueño absoluto de las marcas de hits (2 356), incluídos 713 extrabases (366 dobles, 63 triples y 284 jonrones), cifras muy difíciles tan siquiera de igualar por los defensores de la segunda base.

Carrera deportiva

Papel a la defensiva
JJ INN O A E TL AVE DP TP
1853 14197.2 4054 4630 205 8889 .977 1139 2

Papel a la ofensiva
SN CB VB C H AVE 2B 3B HR TB SLU BR CR CI SH SF DB BB BI SO BD
22 7955 7045 1258 2356 .334 366 63 284 3700 .525 60 44 1304 8 88 73 741 77 834 187

Series Mundiales (7)
VB C H 2B 3B HR TB SLU CI BB K AVE
262 79 110 12 3 21 191 725 77 18 37 419

Copas Intercontinentales (8)
VB C H 2B 3B HR TB SLU CI BB K AVE
227 62 83 15 6 21 191 725 77 18 37 419

Juegos Olímpicos (3)
VB C H 2B 3B HR TB SLU CI BB K AVE
105 26 38 6 0 8 68 647 32 9 14 361

Juegos Panamericanos (5)
VB C H 2B 3B HR TB SLU CI BB K AVE
107 41 52 7 2 9 90 841 40 15 4 486

Juegos Centroamericanos y del Caribe (5)
VB C H 2B 3B HR TB SLU CI BB K AVE
103 35 45 6 0 9 78 757 32 14 11 437

Galardones

1982: Oro, Mundial Juvenil, Venezuela y líder de carreras impulsadas
1984: Oro, Juegos Panamericanos, Venezuela
1992: Oro, Juegos Olímpicos, Barcelona, España
1998: Oro, Juegos Centroamericanos y del Caribe Maracaibo, Venezuela.
1998: Oro, Campeonato Mundial Barcelona, España.
1997: Plata, Copa Intercontinental, Italia.
1996: Oro, Juegos Olímpicos de Atlanta, Estados Unidos.

En julio de 2014 llega a Tampa, Florida procedente de Canadá junto a su esposa y solicita permanecer en este país.