Benigno
Souza
Rodríguez

Benigno Souza Rodríguez
Nacimiento:  
21
/
5
/
1872
Fallecimiento:  
19
/
6
/
1954

Una de las más altas glorias de nuestra Ciencia Médica, Cirujano de relevante prestigio e historiador.

Nació en el ingenio "Arratia", en Pedro Betancourt, Matanzas, el 21 de mayo de 1872, fueron sus padres don Benigno Souza, Administrador de ingenios, y doña Petrona Rodríguez. Hizo sus primeros estudios en el colegio "El Progreso", de don Bernabé de la Torre, graduándose de Bachiller en el Instituto de la Habana, y obteniendo el Premio Extraordinario y único acordado en 1892, para el mejor Grado de Bachiller.

Luego va a la Universidad y alcanza una de las dos plazas de Ayudantes que existían en 1896 en la Facultad de Medicina, en reemplazo de José Antonio Presno, otro alumno ya entonces distinguido por su sabiduría. Se gradúa en 1899, pese a la irregularidad conque hacía sus estudios en virtud de la Guerra de Independencia, en cuyo período su padre, que era Prefecto de Quivicán, fue deportado a Chafarinas.

Ingresa como interno en el Hospital No. 1 y asciende a Jefe de Internos y luego a Director. En 1909, ingresa como Cirujano en el Hospital "General Freyre de Andrade", donde realizó la milagrosa intervención quirúrgica al General Sánchez Figueras, (herido en un duelo con el señor Moleón), cuya casi resurrección lo elevó a los planos de la fama popular.

Pero si grandes y singulares han sido los triunfos que en la delicada ciencia quirúrgica han elevado la fama del doctor Souza, hasta convertirle, pese a su modestia, en una verdadera eminencia médica Nacional e Internacional; no menos destacada es también su recia personalidad como historiador serio, veraz y perfecto conocedor de las amplias materias que ha desarrollado.

Así, su conocimiento personal con el Generalísimo Máximo Gómez, durante las luchas de nuestra guerra de Independencia, le permitieron años más tarde, enriquecer la historiografía cubana con obras de tan alto valor como "Máximo Gómez y las Invasiones del 75 y del 95"¹, Máximo Gómez, El Generalísimo", conceptuada como obra cumbre de la bibliografía del connotado libertador antillano, y "Presentación de las Reliquias de Máximo Gómez".

Posteriormente la "Biografía de un Regimiento Mambí" y sus constantes artículos en la prensa diaria y en las principales revistas nacionales y extranjeras, dan buena cuenta de su valor como historiador de temas interesantes, de veracidad y seriedad absolutas, de acendrado patriotismo. Refiriéndose a su personalidad como historiador, el Presidente de la Academia de la Historia, dijo al recibirlo como miembro de número de esa corporación, en la memorable sesión de recepción:
"El hábito de la indagación sobre las flaquezas físicas del hombre, lo preparó para adentrarse con destreza en este producto del afán humano que es la Historia. Ha dado excelentes demostraciones de ello antes de ahora y en este mismo acto. Es un historiógrafo porque pone tanta ciencia como arte en la realización de su empeño".

Por sus valiosísimos trabajos ha sido honrado por innumerables instituciones, siendo miembro de la Sociedad de Cirugía; de la Sociedad de Estudios Clínicos; de la Academia de Ciencias Médicas, Físicas y Naturales de la Habana; de la Academia de la Historia de Cuba; fue Miembro de Honor de la Ass. Nacional de Veteranos de la Independencia de Cuba; fue declarado Hijo Eminente del Municipio de Pedro Betancourt, etc.

En 1933, tras la caída de la dictadura de Gerardo Machado, presidió por breve tiempo la Comisión Nacional de Boxeo y Luchas, organismo creado por la secretaría de Gobernación para regular todo lo concerniente a la práctica de estos deportes en Cuba[1].

Falleció en La Habana el 19 de junio de 1954 a los 82 años de edad.


Noticias relacionadas