Aymée Nuviola: un feliz viaje a través de la música cubana

Nadie puede negar el sentimiento de cubanía que provoca disfrutar a la cantante Aymée Nuviola. Su sonrisa contagiosa y su carismática presencia representan lo mejor de lo nuestro, pero si a todo esto sumamos un producto de la calidad de 'A journey through cuban music', su más reciente material discográfico, la entrega se hace tentadora. Durante su recorrido por la isla mientras trabajaba el disco Nuviola visitó además de La Habana, las provincias de Matanzas, Santiago de Cuba, Guantánamo y Pinar del Río, lo que quedó plasmado en un documental que se estrenará próximamente. “Soy muy optimista con el futuro de la música cubana nos dice, nuestro pueblo es todo música”.

Con sus dos últimos álbumes grabados bajo el sello discográfico Top Stop Music, Nuviola se ha ubicado en los primeros lugares de popularidad de las listas Bilboard, (Latin Grammy incluido por su anterior disco Como anillo al dedo). Ahora la bella cantante regresa reinventándose, con un material fresco y renovado dedicado en su totalidad a celebrar lo mas auténtico dentro de la música cubana. “Pensé que tenía que hacer algo diferente y surgió la idea de grabar una serie de tres discos con los ritmos de nuestra música”, señala con entusiasmo.

A journey through cuban music, producido bajo la certera visión de Paulo Simeon, Gregory Elias, Roniel Alfonso Mella y la propia Nuviola ha resultado ser un álbum elegante y sofisticado, entre otros posibles adjetivos que, con el marco evidente del homenaje a la música de la mayor de las Antillas, propone una ambiciosa proyección internacional con excelentes colaboraciones que, dejan claro el carácter esencial de un disco que se mueve entre tradición y modernidad.

Omara Portuondo, y los pianistas Gonzalo Rubalcaba y Chucho Valdés, son algunas de las estrellas que colaboraron con Nuviola haciendo del trabajo una experiencia inolvidable. “Son todos grandes artistas y fue un verdadero reto y un gran disfrute encontrar la forma de aproximarme correctamente a las diferentes canciones y personalidades, admite. Lo más importante consistió en lograr una cohesión para que el disco resultara congruente a pesar de mezclar músicos y ritmos diferentes”.

En un momento especialmente proclive a celebrar y sobrevalorar el sonido urbano, Nuviola nos entrega un producto de excelente factura, alejado de la chabacanería y el mal gusto. El disco conformado por trece temas, lanzó como primer sencillo Donde estabas anoche -una sabrosa rumba tradicional- escrita por Ignacio Piñeiro, en la que la cantante esta acompañada por el Septeto Santiaguero.

Nuviola se mueve muy bien en todos los géneros cubanos, del son a la rumba, de la guaracha al mambo, aunque su voz siempre va impregnada de feeling, algo que la define como una intérprete eminentemente sentimental. Muestra evidente de ello es la exquisita interpretación del bolero Tres palabras, de Osvaldo Farrés que la cantante interpreta acompañada de la octogenaria diva cubana Omara Portuondo. “Grabar con Omara me llevó a recordar mis inicios como cantante, cuando apenas con 15 años, mi hermana Lourdes y yo fuimos guiadas por ella mientras nos rectificaba letras y melodías de todas las bellas canciones del feeling”, rememora con cariño.

El manisero un clásico esencial dentro del catálogo musical cubano compuesto por Moisés Simons y grabado por primera vez en 1920 por Rita Montaner, sirve para reunir a Nuviola con uno de los músicos más importantes del mundo del jazz, el pianista Gonzalo Rubalcaba. Ambos artistas están ligados por una amistad que los retorna a la infancia y los lleva a compartir un mundo de inspiraciones que convierten esta pieza en un sensible abrazo, donde las siempre prodigiosas manos de Rubalcaba en el piano, unidas a la voz de la cantante, se encargan de entregarnos deliciosos fraseos melódicos.

Por otro lado el sabor y la música bailable no dejan de estar presentes en el recién estrenado material con varias piezas que incluyen, una sabrosa interpretación de El bodeguero -un cha-cha-chá de Richard Egües que puso a bailar a medio mundo- y La caminadora, el clásico de los Zafiros que Nuviola revitaliza a ritmo de conga.

Ese Atrevimiento, un pegajoso tema con la participación del grupo Los Muñequitos de Matanzas y Chucho Valdés -uno de los pianistas más venerados del mundo- y la cancion Somos Cubanos grabada con Samuel Formell líder de la banda Los Van Van completan la oferta.

Tomado de El Nuevo Herald

El Nuevo Herald

Aymeé Regla Nuviola Suárez


actriz, arreglista, música, compositora, artes, piano, canto

<p>Aymee Nuviola, hoy conocida como La Sonera del Mundo, nació en La Habana Cuba, estudió música desde pequena en el Conservatorio Manuel Saumell, en la especialidad de piano clásico.</p><p>Nacida en una familia de músicos, algunos de sus primeros recuerdos están en el piano, a través de melodías entre las lecciones. Más tarde, cuando recibía su formación clásica en la Academia de Música tenía fascinación con todo tipo de música, desde Debussy hasta el Bossa Nova.</p>