Foto
Tribuna de La Habana

Aniversario 109 del natalicio de Bola de Nieve: un músico muy peculiar

El célebre pianista y compositor cubano Ignacio Jacinto Villa y Fernández, conocido mundialmente como Bola de Nieve nació en Guanabacoa, La Habana, el 11 de septiembre de 1911.

Su pasión por la música lo llevó a estudiar en el Conservatorio de Guanabacoa. En un inicio incursionó como pianista de películas silentes en el cine Carral del mismo sitio. Luego formó parte de la Orquesta de Gilberto Valdés en el cabaret La Verbena.

Poco tiempo después acompañó por primera vez a Rita Montaner en el Hotel Sevilla. Luego viajó a Yucatán, México, como su pianista acompañante para participar en un espectáculo de Variedades y allí se dio a conocer como Bola de Nieve, sobrenombre conque lo bautizó la célebre cantante. Al mes siguiente fueron contratados para trabajar en varios teatros de Ciudad México.

En el teatro Politeama comenzó su carrera artística como solista. Un año después fue a Estados Unidos en compañía de varios artistas. Después regresó a México, donde realizó varias presentaciones en el cine junto a Lecuona y las sopranos Margot Alvariño y Luisa María Morales.

Vuelve a Cuba en 1935 para trabajar con la compañía de Lecuona. Al año siguiente, como parte de su elenco, viajó a Argentina junto a la cantante Esther Borja, la pianista y compositora Ernestina Lecuona, entre otros. Allí participó en varios programas de radio y en el filme Adiós, Buenos Aires.

En 1937 realizó una gira por Buenos Aires, Chile y Perú. Un tiempo después vuelve a Argentina para participar en la revista de Lecuona: La Habana en Buenos Aires, en el teatro Avenida, y dos años después actuó en el Conservatorio Nacional de Buenos Aires.

Trabajó en teatros de varias ciudades de España, donde se une a la Compañía de Lecuona. Luego viajaron a Estados Unidos para presentarse en el Café Society de la ciudad de Filadelfia y en los teatros Puerto Rico y San Juan de Nueva York, junto a Libertad Lamarque, entre otros reconocidos artistas.

Mantuvo en CMQ radio, el programa: Gran Show de Bola de Nieve, en el que dirigía la orquesta. Y en la década del 50 realizó varias giras por Francia, y por diversas ciudades de Italia y Dinamarca.

Después del triunfo revolucionario participó en giras por Checoslovaquia, Unión Soviética y República Popular de China. Más tarde trabajó en un restaurante mexicano y en varios programas televisivos, uno de ellos animado por la famosa actriz y cantante Silvia Pinal.

Al regresar a Cuba actuó para los delegados al Encuentro Rubén Darío, organizado por la Casa de las Américas. Luego formó parte de la delegación cubana a la Expo´67, en Montreal, Canadá. Falleció el 2 de octubre de 1971 en Ciudad México.

El reconocido artista cantaba en inglés, francés, italiano y portugués. Tenía una forma peculiar de interpretar sus canciones. Se dice que su mayor influencia fue de la pianista cubana María Cervantes, de la cual tomó los elementos rítmicos y la forma de acompañarse al piano.

Para algunos era un gran artista, otros no lo valoraban en toda su magnitud. Él no se consideraba ni cantante ni compositor, sino alguien que decía las canciones. Sin embargo, dejó para la historia musical cubana bellas composiciones como “Si me pudieras querer” y a mi modo de ver, provoca una mezcla de emoción y nostalgia escuchar en su voz “No puedo ser feliz”.

Tribuna de La Habana

Ignacio Jacinto Villa Fernández


Bola ha sido uno de los cantantes más polifacéticos que ha dado la música caribeña. Cantante, compositor y pianista. Se trata probablemente de uno de los más geniales músicos que ha dado la isla caribeña y un genuino icono de la idiosincrasia cubana.