Anier Octavio
García
Ortiz

Anier Octavio García Ortiz
Nacimiento:  
9
/
3
/
1976

Nacido en la ciudad de Santiago de Cuba, Anier Octavio García Ortiz llegó a compromiso de Sydney, Australia (2000), dispuesto a no respetar ni nombres ni hombres y así lo cumplió.

El 25 de septiembre del 2000 registró 13 segundos exactos en la final de los 110 metros con vallas dejó bien atrás a los ranqueados estadounidenses Terence Trammell (13,16), Mark Crear (13,22) y Allen Johnson (13,23), además del recordista mundial de la especialidad, el británico Colin Jackson, quien debió conformarse con un discreto quinto lugar (13,28).

La historia de Anier dentro de la pista comenzó bien temprano en su provincia natal y de igual manera llegaron los primeros triunfos en los Juegos Deportivos Escolares Nacionales (1990).

A manera de interesante detalle podemos apuntar que los primeros pasos dentro de la categoría escolar lo vieron crecer junto a su mamá Bárbara Ortiz, a la sazón profesora de la disciplina en la Escuela de Iniciación Deportiva (EIDE) santiaguera.

Para él aquellos momentos guardan una especial significación, porque tal vez sea el único caso en Cuba y tal vez en el mundo, pero si algo le quedó pendiente debido a dicha influencia fue que nunca probó suerte en los 100 metros planos.

Dotado de excelentes cualidades físicas, luego de cumplir los requerimientos de la categoría escolar, como practicante de eventos múltiples, definitivamente fue escogido para enfrentar el reto de las 10 vallas en la distancia de 110 metros planos.

A fuerza de voluntad, también venció las exigencias de los entrenadores hasta llegar a la preselección nacional. Los antecedentes más directos provenían de uno de los grandes, Alejandro Casañas, doble medallista de plata en Montreal, Canadá (1976), y Moscú, Unión Soviética (1980).

Llegado el momento de la verdad sobre la pista australina, Anier mostró una completa confianza en la victoria, aunque era conocida la responsabilidad que debía enfrentar. Había que aprovecharla y se concentró en hacerlo bien para ganar, sin el menor contratiempo.

Horas antes de la prueba, el entrenador Santiago Antúnez explicó a los reporteros: "Anier García pudiera ser la gran sorpresa de Cuba en estos Juegos Olímpicos, porque él no sufre ningún tipo de presión. Muy pocos esperamos un oro de él, por eso se siente mucho más libre".

El muchacho salió airoso en las eliminatorias y semifinales, algo que de inmediato llamó la atención de los especialistas. Tampoco se inmutó ante la indicación de una arrancada en falso, pero al llegar la hora de la verdad ninguno de los rivales pudo seguirle los pasos.

"Sabía que iba a ganarles a todos, lo sabía", repetía sin contener la alegría. Y no era para menos, porque Anier García realizó la mejor carrera de su vida al superar en siete centésimas la marca personal, "Soy un campeón olímpico desde hace cinco minutos", concluyó antes de abandonar la pista para dirigirse hasta el camerino.

Entre las principales cualidades de Anier, según expresa Antúnez destacan la fortaleza física, capaz de conjugarla con casi precisión milimétrica al enfrentar cada uno de los 10 obstáculos a lo largo del recorrido.

Nunca reparó en los nombres de sus adversarios, pues para él cada carrera resultaba un duelo contra sí mismo, porque era capaz de trazarse objetivos propios. En resumen, no le gustaba perder.

La posibilidad de clasificar para la final en Sydney le permitió codearse de tú a tú con cuanto valía y brillaba en el cierre del pasado milenio, aunque al propio tiempo algunos especialistas lo consideraron como verdadera sorpresa.
Quienes así lo escribieron desconocían por completo sus credenciales atléticas, a partir de alcanzar la segunda posición en el Mundial de Sevilla, España (1999), aunque también en certamen universal bajo techo en París, Francia (1997) entró primero a la meta.

Entre los presumibles rivales, uno de ellos, Allen Johnson, lo conocía muy bien, porque llegaron a enfrentarse cuatro veces y en tres oportunidades cayó vencido por el antillano en diferentes escenarios.

No hubo lugar a las casualidades, porque en Sydney ganó el mejor en toda la línea…

Principales Resultados y Reconocimientos

Entre las principales cualidades de Anier, según expresa Antúnez se destacan: la disciplina al trazarse objetivos concretos, así como la fortaleza física, capaz de conjugarla con casi precisión milimétrica al enfrentar cada uno de los 10 obstáculos a lo largo del recorrido, es un atleta que no le gusta perder. Entre los principales resultados deportivos y reconocimientos se encuentran:

1994 entra al equipo nacional, participando en varias competencias nacionales, donde obtiene los primeros lugares.
El primer resultado internacional se remonta a 1994, cuando fue quinto en el Campeonato Mundial Juvenil de Atletismo realizado en Portugal.
En 1995 se coronó monarca panamericano sub-19 años.
En 1996 lideró la justa iberoamericana y llegó a semifinales en los Juegos Olímpicos en Atlanta.
Campeonatos mundiales en 60 metros con vallas bajo techo en París el 9 de marzo de 1997 día de su cumpleaños obtiene medalla de oro y plata en Sevilla, España en 1999.
Es ganador en dos Juegos Panamericanos en 1995 y 1999 en Winnipeg.
Campeón de los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Maracaibo en 1998.
5 de septiembre del 2000 oro en los Juegos Olímpicos de Sídney, corre por el carril 3 y le gana a los 2 americanos mejores del mundo en ese entonces.
2001 Plata en los Juegos de Buena Voluntad en Estocolmo Canadá.
2004. Gana medalla de bronce en la olimpiada de Atenas, con tiempo de 13.20.
Es considerado Gloria del Deporte Cubano por los logros obtenidos durante su carrera deportiva.
Es seleccionado entre los atletas más destacados del 2004 y entre los 100 mejores delsiglo XX
Opiniones de Anier

Anier expresó en la entrevista televisiva del programa Confesiones de Grandes realizada el 29 de julio del 2010 por el periodista Aurelio Prieto Alemán, lo siguiente:

Se define como una persona comunicativa y sencilla, así como santiaguero 100%.
El logro durante toda la carrera se lo debe a la ayuda de la familia, del entrenador Santiago Antunez Contreras, al cual considera como un padre, al colectivo de masajistas, médicos deportivos (especialmente al Dr. Anillo), psicólogos y otros especialistas y colectivo técnico en general.
Cumplió la promesa realizada por la madre de ir al Santuario del Cobre y ofrendarle a la Patrona de Cuba, la Virgen de la Caridad del Cobre unas zapatillas, una camiseta y un short.
Tenía la costumbre de premiar al público cuando vencía con alguna prenda, ya fuera una zapatilla o una camiseta.
Los deportistas que más admira son: Ana Fidelia Quirot, con la cual compartió en varias competencias internacionales y Javier Sotomayor que es su ídolo y amigo personal.
Ya en los juegos de Atenas 2004, tuvo que realizar un gran esfuerzo, pues acababa de recuperarse de una lesión muscular, pero a pesar de no haber tenido una buena arrancada logra la medalla de bronce con tiempo de 13.20.
Le agradece al pueblo de Cuba haberlo seguido y darle animo durante toda la carrera deportiva.
Retiro del deporte activo

Se retira del deporte activo en el 2007 debido a que sufría de una lesión, pero sigue ayudando con la experiencia acumulada a las nuevas generaciones como entrenador.


Noticias relacionadas