Alejandro Gumersindo
Alonso
Rodríguez

Alejandro G. Alonso Rodríguez
AGA
Nacimiento:  
24
/
2
/
1935
Fallecimiento:  
12
/
2017

Crítico de arte, ballet y danza; excelente curador que lo hizo merecedor del Premio de Curaduría de la Asociación Internacional de Críticos de Arte; historiador y autor de libros; periodista y fotógrafo por necesidad; ha escrito numerosos catálogos de exposiciones de artistas cubanos. Miembro de la Asociación Internacional de las Artes Plásticas, la Unión de Escritores y Artistas de Cuba (UNEAC), la Unión de Periodistas de Cuba (UPEC) y de la Sección Cubana de la Asociación Internacional de Críticos de Arte.

Nació en La Habana, era hijo de inmigrantes españoles, el padre procedía de Asturias y era comerciante, la madre era ama de casa y vino de Galicia, por lo que no tuvo influencias artísticas de ellos y hubo de estudiar Ciencias Comerciales en la Universidad de La Habana, aunque siempre le gustó el arte.

Después de 1959 pudo estudiar lo que siempre anheló, en la Escuela de Artes y Letras de la Universidad de la Habana y allí se gradúa en 1969 de la licenciatura en Historia del Arte en la Universidad de La Habana.

Periodista que formó parte de la redacción de Juventud Rebelde por más de 20 años, crítico de arte y editor, una obra que ha quedado en la memoria de las artes visuales, la danza y el cine de las últimas décadas.

Vicedirector técnico del Museo Nacional de Bellas Artes, Museo de Artes Decorativas y Castillo de la Real Fuerza de La Habana, desde 1985.

A él se debió aquella museografía de las salas de arte cubano de los años ochenta que todavía hoy no ha sido superada, aún cuando se ha disfrutado de mayor espacio para el montaje. Espero se recuerde la manera como dispuso la pintura y el dibujo de la época colonial, no dejando lugar a la duda sobre la importancia de ambas formas de creación.

A partir de 1990, se dedica exclusivamente a la dirección del Museo Nacional de la Cerámica Contemporánea Cubana centro que hizo crecer hasta llevar su colección a 1200 piezas de 128 artistas.

Durante mucho tiempo AGA fue también el cronista del Ballet Nacional a cuyo disfrute y mejor conocimiento en el amplio público contribuyó. Pero fue sin duda a las artes visuales de Cuba y a sus diferentes manifestaciones, a las que dedicó su energía, su inteligencia y su sensibilidad en el ejercicio de esa compleja y poco estimada labor de investigador, historiador y crítico de arte.

Ofreció conferencias sobre arte cubano en países de América Latina y Europa. Relator del tercer Encuentro Latinoamericano de Fotografía, 1988; miembro de la comisión organizadora del evento Ceramic Millennium, Ámsterdam, Países Bajos, 1999; ponente en la Bienal de Arquitectura, La Habana, 2004, y en la Convención Internacional de estudios sobre Cecilia Valdés, mito y realidad, Milán, Italia, 2005.

Fue jurado de prestigiosos concursos nacionales e internacionales; consultante para el área de arte cubano de la exposición The Art in Latin America, The Hayward Gallery, Londres, Gran Bretaña, 1986. Como museólogo, ha concebido y desarrollado diferentes proyectos en Cuba, América Latina y Europa.

Al morir AGA a los 82 años, la historia de las artes plásticas cubanas en la segunda mitad del siglo XX no podrá prescindir de sus valoraciones críticas.

Publicaciones
Entre sus publicaciones se destacan:
Art Déco en La Habana Vieja
Amelia Peláez
Mariano, uno y múltiple
La obra escultórica de Rita Longa
Novecento cubano
Sosabravo. Las tres dimensiones
“La bella durmiente” en Havana
Amelia Peláez (sobre la pintura, la cerámica, la casa)
En coautoría publicó los volúmenes:
Casas y cosas de Cuba
Automóviles del sueño americano en Cuba
La Habana Déco
Sosabravo (pinturas, dibujos, grabados y collages)
Hacia el optimismo por el camino de lo monstruoso: Alfredo Sosabravo. Revista Universidad de La Habana, abril-junio, 1968
Sosabravo original y diverso. La Habana, Editorial Letras Cubanas, 1999

Premios y reconocimientos
Premio Mejor Curaduría, 1988.
Premio Nacional de la Crítica de Arte Guy Pérez Cisneros, 1999.
Premio Nacional de Periodismo Cultural José Antonio Fernández de Castro, por la obra de la vida, 2004.
Orden al Mérito por la Cultura Polaca, 1988.
Orden Por la Cultura Cubana, 1999.


Noticias relacionadas